por Héctor Mauriño –

A nivel nacional el conflicto docente va mucho más allá de lo salarial. Lo que está en juego es el financiamiento de la educación pública en su conjunto. El macrismo quiere reducir la inversión educativa y hacer participar del “negocio” al sector privado y a las multinacionales.

Cada día que pasa, el conflicto docente nacional, fundamentalmente el de la provincia de Buenos Aires y el del resto de los distritos que aún no han podido acordar, adquiere mayor magnitud.

Al decidir incumplir con la ley de financiamiento educativo, el gobierno nacional no sólo le ha tirado por la cabeza a las provincias el problema de financiar totalmente los salarios de los docentes, también se ha desentendido del sostenimiento de la educación pública en su conjunto.

El objetivo último del gobierno de Cambiemos es restar el apoyo del tesoro nacional a la educación, desde los salarios hasta las obras de infraestructura, pasando por el equipamiento para bibliotecas o los planes de formación docente y los programas como Conectar Igualdad.

La discusión de este tema debiera comprometer al conjunto de la sociedad argentina y no solamente a los docentes. En 2015, con el gobierno anterior, el Estado nacional llegó a invertir el 6,6% del PBI en educación; con el gobierno antipopular de Mauricio Macri, el año pasado estuvo por debajo del 6% gracias a la subejecución del presupuesto.

El tema es mucho más complejo que el problema salarial de los maestros. Si se lo deja continuar con sus planes, el gobierno macrista reducirá aún más el aporte nacional en materia educativa y, según observan los especialistas en el tema, apuntaría a una estrategia de dar participación al sector privado en el “negocio” de la educación pública.

El debate que los argentinos se deben es cómo se financia y cuál es el futuro de la educación pública. El riesgo latente con un gobierno que trabaja a destajo para los ricos mientras les quita lo que puede a los sectores medios y bajos, es el de un sistema educativo atomizado totalmente como en los años ’90.

En Neuquén, el conflicto docente entra en su tercera semana con otros cinco días de huelga y sin visos de que se alcance un acuerdo satisfactorio para las partes que permita comenzar en plenitud el ciclo lectivo.

En el gobierno observan que ya pasaron las dos semanas de tolerancia que tradicionalmente otorga la sociedad y a partir de ahora los padres, principales perjudicados por el conflicto después de los niños, empezarán a perder la paciencia.

Cuando la gente del gobierno habla de paciencia, piensa sobre todo en la tolerancia de la gente con los maestros y no se preocupa tanto por su propio desgaste. Pero más allá de que en estos conflictos nadie sale indemne, la mayoría de la gente no deja de observar que la responsabilidad primaria de garantizar la enseñanza es del Estado.

Muy diferente a todo esto fue lo que ocurrió con ATE. Gobierno y gremio alcanzaron esta semana un acuerdo que es valorado como positivo por las partes. Desde las autoridades, porque el de los estatales es el acuerdo marco para todas las reparticiones del Estado y el haberlo alcanzado pacificará los espíritus, al menos de unos cuantos.

Y desde el sindicato porque además de la mejora salarial, sus dirigentes consideran un “logro histórico”la creación de una comisión mixta de seguimiento del índice de precios que elabora la provincia.

“Segundo anuncio”

A tenerse por los trascendidos de altas fuentes del gobierno, esta semana se producirá el “segundo anuncio” de inversiones importantes para el desarrollo de Vaca Muerta.

Se trata de una fuerte inversión que seguirá a la del acuerdo entre YPF y Shell, y que será anunciada con bombos y platillos desde el gobierno nacional con la presencia del gobernador Omar Gutiérrez.

El 27 de febrero pasado YPF y la anglo-holandesa Shell firmaron un acuerdo para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en Bajada de Añelo, un área ubicada al noroeste de Loma Campana con una inversión de 300 millones de dólares.

Ahora se asegura que la inversión será también muy grande, aunque no se conocen los protagonistas ni tampoco los montos.

“Demostración de unidad”

La mentada unidad del MPN en torno a las figuras de Omar Gutiérrez, Guillermo Pereyra y Jorge Sapag, será expuesta públicamente en un acto que se realizará a finales de este mes o comienzos de abril, confió una alta fuente del gobierno.

En las esferas oficiales se habla de que fue Gutiérrez el artífice del reencuentro entre Sapag y Pereyra, quienes estaban fuertemente enfrentados desde que el segundo presentara su candidatura a senador.

Los emepenistas consideran que esta reconciliación es clave para enfrentar en las mejores condiciones las dos elecciones que se verificarán este año.

Ahora que la paz está sellada, los estrategas oficiales consideran necesario que sea visibilizada en forma pública y para eso están preparando el acto.

En cuanto a la elección legislativa de este año, en el gobierno están convencidos de que no se necesita mucho para “entrar”, ya que con un 30% de los votos alcanzaría para obtener una de las tres bancas de diputados en juego. Y como consideran que el MPN tiene un piso alto, que casi siempre arranca en torno al 30%, están persuadidos de que “si se hacen las cosas bien” tienen buenas posibilidades.

Para los dirigentes del partido provincial, hacer las cosas bien significaría “instalar la importancia de lo local” por encima de lo nacional.

Antes o después

En el espacio de Cambiemos liderado indiscutidamente por Quiroga, el debate que se libra en este momento es sobre cuándo deben convocarse las elecciones municipales para renovar la mitad del Concejo Deliberante capitalino.

Al parecer sería poco menos que imposible unir la elección con las legislativas nacionales porque Neuquén introdujo la boleta electrónica y Nación conserva la de papel. Así las cosas algunos le recomiendan a Quiroga, quien tiene la potestad de hacer la convocatoria, que lo haga antes de los comicios legislativos.

Otros, sobre todo algunos de sus aliados extra Cambiemos, le plantean todo lo contrario, que convoque luego de realizados los comicios nacionales para poder ir juntos.

Se verá.

Fuente: VCF