Eduardo Fernández, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, explicó que el gobierno no les da una respuesta sobre el pedido de extensión de la moratoria a las empresas.

“Lamentablemente se están venciendo los plazos, los problemas se han profundizado en cuanto a la situación financiera de las pymes y se están multiplicando los embargos”, dijo el titular de Apyme, quienes volvieron a solicitar al gobierno en un comunicado, que se resuelva el pedido de extensión de la moratoria, que vence el 31 de marzo.

Fernández explicó que si no se extiende esta moratoria, “los embargos de la AFIP, a veces sin notificación fehaciente previa, ocasionan que la pequeña y mediana empresa se quede sin cuenta corriente alterando totalmente la cadena de pago, lo que a veces hiere de muerte las finanzas de las pymes”.

Apyme confirmó que hasta ahora no recibieron una respuesta por parte del gobierno luego de la reunión que mantuvieron el 26 de enero con el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer, y la subsecretaria Carolina Castro, quienes se habían comprometido a trasladar la problemática a las autoridades pertinentes del ministerio de Hacienda y la AFIP.

“Ésta situación está privando a las pymes de acceder a planes permanentes de financiación y facilidades, con lo que la situación se agrava”, manifestó Fernández, que explicó que “cuando fue establecida esta moratoria se preveía que para el segundo semestre de 2016 se iba a reactivar la economía, y esto a todas luces no ha sido así”.

Consultado por la situación económica del país, el presidente de la entidad describió que “la inmensa mayoría de las empresas que viven del mercado interno están pasando una situación de retracción del mercado, de un empeoramiento a la financiación de consumo, de apriete impositivo y de continuo tarifazo; y en este marco es muy difícil que ande bien alguna pyme”.

Remarcó que “hay excepciones que reflejan hacia dónde ha elegido la política gubernamental ofrecer las ventajas” ya que los “sectores agroexportadores o importadores están “haciendo su agosto” porque están suplantando mercancía de producción nacional por otra; y a esas pymes no le va mal”.

El comunicado explica que “ante una continua y marcada caída de la actividad, gran número de pymes que se acogieron al plan de facilidades para regularizar su situación, quedaron financieramente imposibilitadas de hacer frente a las nuevas obligaciones tributarias y previsionales vencidas a partir del 1 de junio de 2016”.

La otra modificación que solicita Apyme tiene que ver con “las condiciones establecidas por la resolución general de AFIP 3827/16, que establece un límite en el número de planes de facilidades de carácter permanente y que además impide la consolidación de nuevos planes de facilidades durante un año, en caso que se produzca la caducidad de uno, cualquiera que se hubiere consolidado”.

Fuente: Va Con Firma