El gremio docente rechazó, en sus asambleas, las últimas propuestas salariales presentadas por el gobierno de Omar Gutiérrez, y además se decidió continuar el conflicto, con distintas opciones que incluyen, en todos los casos, sostener el conflicto hasta por lo menos el 4 de abril, día en que se conmemoran los 10 años del asesinato del docente Carlos Fuentealba.

Se cumplió así, este lunes, con lo que se preveía pasaría. El rechazo a las propuestas oficialistas (incremento 4 % del valor punto, 1.000 pesos por tres meses, y actualización trimestral por inflación) fue masivo, y solo hubo diferencias en cuanto a la metodología para continuar el conflicto hasta alcanzar un mejor acuerdo.

¿Qué hará el gobierno frente a este panorama? No ha trascendido, a la hora de escribirse esta nota, aunque se notaba una convocatoria al silencio que se le hizo llegar a los referentes políticos del MPN vinculados a la educación. Se sabía que el gobierno seguiría alentando el diálogo, aunque también se mencionó la posibilidad de actuar en concordancia con la situación en la provincia de Buenos Aires, y aplicar, llegado el caso, un incremento salarial por decreto.

El gremio docente definirá las medidas de fuerza en el plenario de delegados, que fue convocado para el martes.

Fuente y foto: Diariamente Neuquen