El equipo de la Secretaría de Desarrollo Humano, a cargo de Yenny Fonfach, y Defensa Civil se encontraban trabajando para hacer un relevamiento y se preparaban para hoy, momento en que las lluvias serían más fuertes durante todo el día.

Los barrios Islas Malvinas, Cuenca XV, Parque Industrial, Atahualpa Yupanqui y La Estrella eran algunos de los más afectados. Pero en el sector del Bajo neuquino el problema fue grande, debido a que el agua dejó las calles de bote a bote y los vehículos no pudieron pasar hasta que bajara el nivel de las lluvias.

La Municipalidad de Neuquén ya había advertido ayer la alerta meteorológica, que tendrá su pico de intensidad -unos 60 milímetros aproximadamente- entre esta noche y mañana por la tarde, por lo que alertó a los vecinos de que hoy no saquen la basura.

Más allá de la alerta, el intendente Horacio “Pechi” Quiroga transmitió tranquilidad al asegurar que la magnitud de la tormenta será inferior a la del año pasado.

Según indicó, el pronóstico de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) señala que caerán alrededor de 70 milímetros entre hoy y mañana, mientras que las inundaciones del año pasado fueron causadas por lluvias de entre 120 y 130 milímetros.

Por los antecedentes de los últimos años, cada vez que se acerca una tormenta, la comunidad se alarma, ya que en algunos sectores puntuales de la ciudad es común que el agua se acumule e incluso ingrese a las viviendas y comercios.

En tal sentido, para evitar complicaciones, la Municipalidad intensificó los operativos de limpieza de canales, desagües y bocas de tormenta para evitar las inundaciones. Además, añadió una guardia de tres turnos que hasta ayer trabajaba en distintas zonas críticas de la ciudad, como Rincón de Emilio.

También se desarrollaron tareas de ampliación de la desembocadura del Durán para incrementar su capacidad de erogación. Es que se trata de la principal fuente de escurrimiento del agua, ya que es el receptor de alrededor de 15 cuencas.

De cualquier manera, Quiroga señaló que el fenómeno climatológico generará molestias por acumulaciones transitorias y solicitó la cooperación de los neuquinos (ver aparte). “Les pedimos que no saquen la basura el martes, que retiren los escombros de las veredas y que circulen despacio por calles anegadas para evitar que les entre el agua a los vecinos”, pidió.

Las obras

El secretario de Obras Públicas, Guillermo Monzani, explicó que “el evento climático que se avecina es de una magnitud inferior a lo sucedido durante los últimos años y que se hicieron obras de prevención” de manera que haya un mejor drenaje en la ciudad.

“Estamos trabajando en los reservorios de agua de laguna San Lorenzo y de Cuenca XVI, con gran capacidad de almacenamiento, mientras que en el canal Villa María vamos a hacer aliviaderos con compuertas para contener los excesos de agua”, detalló.

Fuente y Foto: La Mañana del Neuquén