Dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), expusieron su preocupación por la afluencia de turistas a los países limítrofes y reclamaron que se reglamente el artículo 10 de la ley Pyme.

Una comitiva de dirigentes de la CAME expresó su preocupación ante la comisión de Economías Regionales, Economía Social, Micro, Pequeña y Mediana Empresa de la Cámara alta, presidida por el senador Roberto Basualdo de Cambiemos; y presentaron un proyecto de comunicación, donde se pidieron medidas para beneficiar a las Pymes que se encuentran cerca de la frontera y que luego serán presentadas en un proyecto de ley.

En los fundamentos explicaron que “el atraso cambiario, la presión fiscal y los altos costos de producción y comercialización interno generan una preocupante desventaja para los comerciantes locales de las provincias de frontera que se ven imposibilitados de competir”.

La denominada “ley Pyme”, que fue promulgada el 29 de julio de 2016, prevé en el artículo 10 que el poder Ejecutivo nacional implemente “programas tendientes a compensar a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en las zonas de frontera” pero hasta la fecha no se ha reglamentado.

Según CAME, “las ventas durante el fin de semana largo fueron muy dispares entre provincias: mientras en algunas ciudades los comercios tuvieron un buen movimiento, en otros más cercanos a las fronteras los niveles fueron malos y la afluencia de turistas fue más de paso que de permanencia”.

Según los datos de la cámara, hubo hasta 5 horas de espera para cruzar la cordillera y el jueves entraron a Chile 7340 personas y 1830 vehículos; mientras que el viernes, el primer día del fin de semana largo, se registraron 9.010 personas por el Paso Internacional del Cristo Redentor (donde 40 mil argentinos cruzaron en Carnaval).

“Este verano los argentinos realizaron cifras récord de compras en el extranjero (U$S 790 millones hasta el 3 de marzo con tarjetas de crédito; un 55% más con respecto a igual período de 2016) y Chile fue el destino más elegido en esta temporada, según el sitio despegar.com.”, describe CAME.

Entre los principales puntos que solicitaron está la aplicación sin costo financiero del Programa  “Ahora 12” para comercios, hoteles, pasajes aéreos y terrestres, servicios turísticos y gastronómicos; la implementación de tarifas eléctricas y de gas diferenciales por región, que se otorgue el beneficio de “Tax Free” para el turismo local por un año; y eximir del impuesto a los créditos y débitos en cuentas bancarias a las empresas pyme radicadas en zonas de frontera.

Según el relevamiento mensual que realizó CAME entre más de 1400 comercios del país, al comparar las ventas por grandes regiones geográficas, verifican que las retracciones interanuales más fuertes en el primer bimestre del año se sintieron en Cuyo (-6,9%), Nordeste Argentino (-6,4%) y Noroeste Argentino (-5,9%); y en la Patagonia, donde los descensos promediaron el 4,7%.

Mientras que en la ciudad de Buenos Aires las ventas cayeron 3,3%, en la Región Centro 2,9% y en la provincia de Buenos Aires 1,7%.

“Las caídas más pronunciadas en esas zonas tienen una clara explicación: la cantidad de argentinos que cruzan a comprar en Chile, Bolivia y Paraguay”, concluyeron.