Ayer a la noche en La Casa del Bicentenario de la localidad vecina Junín de los Andes,  se llevó adelante una charla abierta con las Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén,  Inés Ragni y Lolín Rigoni. El encuentro fue organizado por La Multisectorial por Memoria, Verdad y Justicia.

La actividad que contó con una gran concurrencia de vecinos tuvo un tono cálido, intimista y se volvió emotivo sobre todo cuando recordaron los inicios de la filial en Neuquén con la ayuda  del recordado obispo Jaime De Nevares.

Algunas Frases

“En 1984 teníamos todo el material para empezar los juicios, pero el Presidente Alfonsín declaró la Ley de Obediencia de Vida y Punto Final, y tuvimos que esperar al 2013″ contaba Lolín

Ya son 40 años reclamando Verdad y Justicia pero siempre sin violencia” decía Ines

Nuestros hijos no se fueron nunca de nuestras vidas, por eso para nostras la memoria es un acto de reistencia”

Una persona del publico preguntó: – “Las vi ponerse el pañuelo al bajar y pensé, ¿Como fue el proceso de transformarse de una madre que busca a su hijo a una heroína, una madre de todos?”

Ines contó que en los inicios fueron muy difíciles, que recorrían muchos lugares y nadie les decía nada. “El único que nos abría las puertas y nos acompañaba era Jaime De Nevares” recordó

 

Inés Ragni –la misma que en el primer juicio del 2008 se paró ante los militares acusados y les dijo “ya tengo 78 años de edad y antes de morir quiero saber ¿qué hicieron con nuestros hijos, quién dio la orden, porqué no dan la cara?”–, junto a Lolín Rigoni, ambas fundaron  Madres de Plaza de Mayo Filial Neuquén –la primera que se conformó en el país bajo el acompañamiento del obispo Jaime De Nevares–