Abriste tus puertas por allá, en la década del 70, qué felices estábamos los vecinos del pequeño pueblo.

Naciste con dos socios Eugenio Caso y David Naiman, en la esquina Perito Moreno y Belgrano. Eras el primer super del pueblito…con el tiempo Eugenio queda sólo al frente del negocio, un comercio donde sus instalaciones se van quedando pequeñas. Y se trasladan al lugar donde actualmente están…pero hoy cierra sus puertas.

Cuando abriste, no había tarjetas de crédito ni débito, teníamos cuenta corriente, y el buenazo de Eugenio nos dejaba sacarla a todos, nada de garantías, sólo la confianza con el vecino o vecina.

Durante años los que fuimos tus fieles compradores, no dejamos de ir, además era, es hasta hoy un gusto…todos conocidos, encargados, cajeras, empleados, siempre algo que comentar…y si no tenías fondos en la tarjeta, firmabas atrás el ticket. Fuiste el “compre local”, de una firma del pueblo, nos ayudaste tantas veces…

Hoy cerrás tus puertas, no importa lo bueno o regular que sea la nueva firma, importa los sentimientos de tristeza y nostalgia que vas a dejar. Fueron muchos los años que disfrutamos de tus excelentes productos y atención.

Por eso hoy, con profunda tristeza y añoranza, te decimos ADIÓS, entendiendo que los cambios son a veces necesarios y propios de la evolución de los tiempos modernos.

Un cordial saludo para sus dueñas y personal, en la seguridad que como todos nosotros lo van a extrañar mucho!

Cümepen querido, quedarás para siempre en nuestra historia y en los corazones de toda tu clientela.

Noemí, Coca, Valentino

Foto: Blog Ciudad Fácil