Me pidieron que hable de autismo. Qué difícil. Cómo médico y padre de un niño de 6 años con autismo no verbal intentaré ser su voz. El no habla una sola palabra.

Bueno. El autismo es una alteración del desarrollo de los niños. Es una alteración genética y ambiental. Pero en realidad no se sabe las causas. Miles de hipótesis. Ninguna confirmada. Lo que se sabe es que hay neuronas en el cerebro que no hace las interacciones con otras neuronas como debería ser.

Y por lo tanto no hay un tratamiento específico. Cada chico con autismo es distinto a otro con autismo. Por lo tanto su tratamiento es personal.

Datos para tener en cuenta:
1 de cada 68 niños y niñas es diagnosticado con autismo
1 de cada 42 niños varones está en el espectro autista
Al día se diagnostican 67 niños y niñas con autismo
Casi cada 11 minutos se diagnostica un caso nuevo. Este año se diagnosticarán más casos de niños y niñas con autismo que casos con SIDA, diabetes y cáncer juntos.

Bueno. Los rasgos más importantes en un chico con autismo es, que no miran a los ojos, no responden a su nombre, parecen sordos, los llamas y parecería que no te escuchan.
No señalan las cosas que quieren. Si, te agarran la mano y te llevan hasta donde esta lo que quieren. Tienen rabietas sin causas lógicas, y pueden durar horas. Hacen movimientos repetitivos sin ningún objetivo lógico. Por ejemplo mover los dedos de la mano. Dar vuelta y vueltas,saltar, caminan en puntitas de pie. Se ríen o lloran sin causa evidente. Pueden mirar algo fijo por horas. Les molesta la luz,los ruidos, las texturas,los olores y por esto hacer berrinches por horas.

Hay un montón de variedades de síntomas. No todos son iguales. Pero son grandes ejemplos de lo que les puede pasar. Y esta demostrado que el tratamiento cuanto más temprano mejor será su pronóstico ya que se actuará en consecuencia y se le dará el tratamiento específico. Cuanto más temprano más fácil se hace que las neuronas interactúen entre sí.

Además que lo más importante es que los padres sepan que tienen su hijo y como ellos mismos son los mejores terapéutas de sus hijos. Al formarse y aprender cómo tratarlos ya que pasan la mayoría del tiempo con ellos.
En la actualidad hay muchos tratamientos posibles. Siempre para mejorar y estimular al niño.
Ejemplo terapia ocupacional, fonoaudiologia, psicólogia, Equinoterapia, musicoterapia, etc.

Además es importante la inclusión en la escuela. Todo chico tiene derecho de aprender. Y en todo esto está lo difícil del autismo. No solo convivir con un chico con autismo todos los días. Con sus berrinches continuos, con la dificultad de entenderlo en algunos momentos.

Lo difícil es primero que se haga el diagnóstico temprano. Los profesionales de la salud aún no están capacitados en general para descubrir de forma temprana el trastorno.La mayoría de las veces somos los padres que notamos que algo no anda bien en el Niño. Por lo que consultamos una y otra vez a los pediatras. Qué sin mal intención, pero si, falta de conocimiento creen que es un problema de maduración, que ya va a estar mejor,etc. Y lo peor es que hay unas encuestas simples en distintos momentos del niño a ls 6 meses, 12-18-24 meses. Qué con unas simples preguntas a los padres uno puede sospechar que algo no está bien. Y que ese chico necesita una evaluación más profunda con algún especialista o grupo interdisciplinario. Muy simple. Una encuesta en el momento justo. Y descarta o sospecha el trastorno. Y deja de pasar tanto tiempo perdido, angustia a los padres, y tiempo importante para estimular lo más temprano posible al niño.

En eso es importante cambiar el paradigma de todos los médicos que ven chicos en los consultorios. Por esto es importante hablar de autismo. Otro problema. La educación. Las escuelas hablan de inclusión. Pero son solo palabras en la mayoría. Cuando tienen un caso no saben como actuar con el. Con suerte se consigue una maestra integradora una hora y media. Solo eso. El resto del tiempo hay que sacarlo de la escuela porque no te dan otra opción. Osea una semintegracion. Justo cuando el niño necesita más estímulos, menos discriminación, me ayuda, más inclusión.

Y por esto también hay que hablar de autismo. Los maestros deberían aprender a tratar y enseñar a todos los chicos. Sean como sean. Y no asustarse por tener un niño especial en el grado. Los chicos en general no discriman. Los adultos si. Otro tema. Las obras sociales. Los chicos con autismo tienen certificado de discapacidad. Por lo tanto todos y cada uno de los tratamientos deberías ser cubiertos el 100%. Y esta esto lejos de la realidad. Lo que lo consiguen siempre es por tener un abogado de ir medio después de mucha lucha sin resultados. Por esto también debemos de hablar de autismo. Y finalmente por la sociedad. Muchas veces no es fácil ir a un supermercado o donde sea con un niño con autismo. Te miran diciendo. Qué malos padres que no educan a ese niño caprichoso, revoltoso, que se porta mal. Etc. Sería lo de menos porque ya los padres no nos afecta lo que opinan los demás. Pero todo esto es también por falta de conocimiento. Si uno conoce, entiende y sabe no discrimina. Y en vez de juzgar comprende, tiene empatía por el otro y hasta puede ayudar sin miedo. Otro motivo para hablar de autismo.
Hablemos de AUTISMO.

Los niños con autismo no viven en otro mundo. Sino que viven en nuestro mundo. Son parte de la sociedad donde vivimos todos. Y necesitan ser escuchados, respetados, comprendidos, amados, incluidos, estimulados, educados.

Patricio Palau.
Padre de Mateo Palau.
Te amo hijo.