Raquel Briceño y su marido, Rodolfo Mancini, serán juzgados por sustracción de menores, supresión de identidad y falsificación de documento público.

La Justicia rechazó el pedido de prescripción de la causa en la que se investiga el robo de bebés en el que está involucrada la ex jueza de Paz de Junín de los Andes, Raquel Briceño.

En la audiencia realizada esta mañana, Briceño y su marido Rodolfo Mancini quedaron imputados por sustracción de menores, supresión de identidad y falsificación de documento público.

El juez de Garantías Jorge Criado rechazó el pedido de prescripción y prohibió a los imputados salir del país y acercarse a los testigos y denunciantes. Además, dispuso un plazo de investigación de cuatro meses que estará a cargo del fiscal Fernando Rubio.

Otro de los acusados, el médico Orlando Sandez, no se encontraba presente en la audiencia porque debía someterse a un tratamiento quirúrgico cerebro vascular, por lo que, en su caso, se programará una nueva instancia.

La audiencia se desplegó en forma simultánea en San Martín y en Junín de los Andes, donde se encontraban presentes la secretaria provincial de Derechos Humanos, Alicia Comelli, y la denunciante Sonia Mancini, hija del matrimonio investigado.

Mancini denunció en 2015 la apropiación ilegal de su hermano Julio, en 1976, y de su primo Raúl Barisoni, en 1982, a quien Graciela Briceño (hermana de Raquel) y su esposo, Raúl Barisoni, anotaron como hijo propio.

Fuente y foto: Diario Río Negro