En un trabajo articulado, se desarrollará un programa de ambientación para servicios de atención para adolescentes y asesorías en escuelas y además se concretará la entrega de becas a docentes para un curso de posgrado pensado en el vínculo de la educación y la salud. Partiendo de los lineamientos planteados por el Gobierno provincial, Educación y Salud de la provincia acordaron una agenda que define acciones compartidas enfocadas en fortalecer la atención de los adolescentes.

En ésta línea, se viene desarrollando el “Programa de Consejerías para Adolescentes” de manera articulada con el Dr. Jose Luis Mulatero y el equipo del Programa Provincial de Salud Integral de la Adolescencia (P.P.S.I.A) del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y la Dirección de Programas Socioeducativos del Consejo Provincial de Educación, acompañado por la Unidad de Articulación de Políticas Públicas Educativas del Ministerio de Educación.

Tanto la Ministra de Educación Cristina Storioni, como la Presidenta del Consejo Provincial de Educación coincidieron en que el trabajo articulado con todos los actores de gobierno permite avanzar en acciones reales y efectivas que propicien espacios de pensados en los adolescentes de la provincia y en la formación de los docentes que acompañan sus trayectos escolares.


Consejerías en las escuelas
En este marco de acuerdos entre ambas carteras, una de las acciones acordadas para abordar una agenda donde la mirada está enfocada en los adolescentes, se elaboró el “Proyecto de ambientación y puesta en valor de servicios de atención para adolescentes y consejerías en las escuelas”. Se trata de una prueba piloto partiendo de una propuesta del Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia (PNSIA) en conjunto con UNICEF.
La iniciativa se trata de crear 12 (doce) espacios en 5 (cinco) provincias, entre servicios de Salud y escuelas, a fin de promover la participación y el acceso de los adolescentes al sistema de salud desde una perspectiva de Derechos en Salud, Educación Sexual Integral y Género. En nuestra provincia, los destinatarios son las comunidades educativas del CPEM N°55 y el CPEM N°27 de Neuquén Capital.
El objetivo del proyecto busca desarrollar un programa de ambientación para servicios de atención para adolescentes y asesorías en escuelas a fin de contribuir a mejorar su accesibilidad, calidad y calidez. “La propuesta es crear espacios amigables, donde los adolescentes se sientan contenidos y donde puedan contar con un espacio donde informarse, expresar sus inquietudes y conocer sus derechos en materia de salud, educación sexual integral y género”, expresó la Titular de la Unidad de Articulación de Políticas Públicas Educativas María de Belén López.