La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, anticipó este miércoles que la entidad hará una “feroz denuncia” a nivel internacional “contra la Justicia argentina” a raíz del fallo dictado hoy por la Corte Suprema de Justicia que consideró aplicable el beneficio del 2×1 para un represor, decisión a la que consideró “abominable”.

“Vamos a hacer una denuncia feroz contra la Justicia argentina”, aseveró Carlotto en declaraciones formuladas esta tarde a la radio AM750, a poco de conocido el fallo mayoritario del máximo tribunal.

Allí, señaló que “hay un pueblo que tiene que salir a denunciar esto a nivel internacional” y remarcó que “esto se tiene que saber y saber qué piensa la Organización de Naciones Unidas (OEA) y los organismos serios y responsables”.

“Si vivimos bajo presiones para mantener el estatus, que se pongan un kiosco y que vendan golosinas porque esto es una estafa a la moral”, aseveró la referente de derechos humanos.

“¿Qué clase de delito de lesa humanidad se constituyen en un genocidio del terrorismo de Estado cuando los equiparan con cualquier preso común, que roba una gallina, pan o una leche para los hijos?”, se preguntó irónicamente la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

En ese marco, consideró “abominable” y “una estafa a la moral” al fallo de la Corte Suprema que consideró aplicable el beneficio del 2×1 para un condenado por crímenes de lesa humanidad y vinculó esa decisión al gobierno al señalar que éste “quiere borrarnos de la historia”.

“Estoy indignada y sorprendida. Nos están destruyendo en nuestra salud psíquica”, sostuvo Carlotto, quien afirmó que “este gobierno ha traído el olvido y el desprestigio” y “hasta han tratado de curro a los derechos humanos”.

“El Gobierno ahora quiere fusilarnos en una movida tan terrible como el 2×1”, agregó en referencia al tema y especuló con que el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien no participó de la mayoría que votó el fallo sino que se pronunció en contra “debe estar esperando alguna retribución”.


Avruj acata el fallo

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, aseguró hoy que acataba el fallo de la Corte Suprema de Justicia, que declaró aplicable el 2×1 en un caso de delitos de lesa humanidad, recordó la “independencia” del Poder Judicial y destacó la igualdad de todos ante la ley.

En diálogo con Detrás de lo que Vemos por AM 750, Avruj aseguró: “Yo acato lo que dijo La Corte Suprema sobre el 2×1”, al tiempo que pidió “más tiempo” para analiza los alcances del caso.

“Hay que ser respetuosos del fallo de La Corte sobre el 2×1”, agregó en este sentido, para luego afirmar que “por sobre todos nosotros está el marco regulatorio de la ley”.

“Tenemos que ser respetuosos, es un fallo del máximo órgano de la Justicia”, dijo Avruj en diálogo con AM 750, al ser consultado sobre el fallo de la Corte Suprema en el caso de Luis Muiña, que redujo el cómputo de la prisión al concederle el derecho del 2×1, de acuerdo a lo que establece la ley 24.390, que estuvo vigente entre 1994 y 2001.

Agregó que “el gobierno sostiene la independencia de la Justicia”, y que, por ese motivo, debía “acatar el fallo” del máximo tribunal.

“Yo acato lo que dijo la Corte Suprema de Justicia. Siempre sostuve que los derechos humanos son para todos por igual, y, si los integrantes del tribunal consideraron que el marco legal permitía eso, tenemos que respetarlo”, consignó.

Avruj dejó claro que esa posición no significa que no se tomen en cuenta “las consideraciones personales y sentimientos que se afectan y se hieren, mucho más cuando se trata de familiares directos de las víctimas”.

“Permanentemente estoy condenando lo que fue el proceso sistemático de desaparición, tortura y muerte” de los años de la dictadura, dijo, y señaló que estaba claro que tampoco podía “juzgar” de acuerdo a su “propio criterio y mover la ley”, porque estaría haciendo “lo mismo que hicieron los militares”.

Finalmente, dijo que “es necesario que se rompa el pacto de silencio entre los militares, y que den la información que tienen”, pero dejó claro que esto es “independiente de la Justicia, que tiene que ir trabajando y tomando decisiones con total independencia”.


Para Pérez Esquivel, este gobierno minimiza los Derechos Humanos

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel criticó el fallo de la Corte Suprema de Justicia que declaró aplicable el 2×1 en casos de delitos de lesa humanidad, al aseverar que son crímenes que “no prescriben”.

“Este gobierno trata de ir cambiando las cosas, a través del negacionismo de Loperfido y Centurión, incluso minimiza los Derechos Humanos y hace de esto un problema numérico. ¿Quién le pregunta sobre el número de muertes a las comunidades judías o a los armenios? Son números estimativos que dan la dimensión de una tragedia de la humanidad”, afirmó Pérez Esquivel.

También mencionó el caso de Etchecolatz, “represor culpable de la desaparición de Julio López”, a quien la Justicia le brinda prisión domiciliaria, “sin analizar que este hombre no está arrepentido de nada y que los crímenes de lesa humanidad no caducan con el tiempo”.

Por ello, ratificó que “es grave el accionar de la Justicia, queda a mitad de camino, hay que ahondar cuando se habla de reconciliación, si no hay arrepentimiento, no hay búsqueda de verdad ni reparación del daño hecho”.

En este sentido, respecto al llamado de la Conferencia Episcopal Argentina para reconciliar a familiares desaparecidos y militares aseguró que “alguna vez hay que comenzar a ver como se cierran las heridas, y cuando se habla de reconciliación hay que dar pasos muy concretos. ¿Cómo puede reconciliarse una madre después de 40 años de no tener a su hijo?, ¿qué pasa con los niños secuestrados y desaparecidos, aún no recuperados?”, preguntó Pérez Esquivel, al remarcar que para que exista reconciliación “hay que dar pasos exactos con el sentido de perdón para lograr la reparación”.

Fuente y foto: Tiempo Argentino