Anoche, la carpa de La Musaranga volvió a vestirse de fiesta para entre músicos y marionetas cantoras presentar el libro de su edición “Ñawpa Miní (cada vez que paró, llovió)”, con las poesías del sanmartinense Rafael Urretabizcaya y los grabados del porteño Pedro Hasperué.

Hoy, en el árbol que se ve reflejado en el lago un pez hizo su nido.

Cuentan que “en el mundo andino el espacio y el tiempo son dos conceptos indivisibles. Ñawpa y Ñawpa-n es un mismo concepto que nombra tanto “detrás” como “adelante”. Usado en la relación al tiempo, ñawpa significa también dos cosas; pasado (de ahí el tiempo e´ñaupa) pero también significa futuro”.
Dejar la orilla soltarse el suelo agua, cielo, navegar.

“Y por suerte tenemos ñawpa, que da título a este libro de grabados que son poesías y poesías que son grabados. Y nos propone una concepción menos adiestrada y más liberadora, una poética que comprende el tiempo pasado y el que vendrá… En Ñawpa no hay bordes filosos, sí profundidades, hay caos, temblor, lluvia que limpia y canta, viento que lleva y trae, también esperanza aún cuando pareciera que se barrió con todo…”, nos invita Taty Montes en el prólogo del bello libro.

De ese nido nació otro pez que ahora vuela por el fondo del cielo, ¿son estrellas? ¿o las piedras que el pibe enamorado lanzó desde la costa?

Y la fiesta es el encuentro. Del Rafa y Pedro. De nosotros con el Festival de Títeres, con esta presentación, anoche, en la carpa (con su historia, sus luces, su música, su presentador) donde el frío por un rato se hizo a un lado.

Y Rafa hace tiempo que escribe, y La Musaranga desde el 95 edita y encuaderna las producciones de sus integrantes y de sus amigos. Y hoy se han encontrado en este maravilloso Ñawpa Miní que perdurará en el tiempo como un pase de gol que se le hace a un amigo. Y eso también es poesía.

Info: FS xx http://infanciayadolescenciasma.blogspot.com.ar/