Durante el mediodía de ayer  fueron sobreseídos dos efectivos que se desempeñaban en la Policía de Neuquén vinculados a la caza furtiva de ciervos en los campos de Junín de Los Andes.

En enero pasado en los allanamientos realizados en el destacamento Quilquihue donde solían desempeñarse los policías detenidos, los uniformados, secuestraron ropa camuflada, un rifle y otros elementos.

También se encontraba con Daniel Palmer, conocido cazador de San Martín de los Andes con varias causas por esa práctica, en la estancia Collunco, en cercanías al destacamento policial.

Por otro lado la detención de un joven y dos miembros del Ejército por caza furtiva continua en el fuero judicial.

En este caso recordemos que se secuestro media res de ciervo, cinco cabezas de ciervo colorado y varias armas de grueso calibre.