Integrantes del Colectivo Nacional Mario Bosch, una agrupación de abogados que trabaja en causas de lesa humanidad, junto con otros organismos de defensa de los Derechos Humanos se presentaron ante la Cámara de Diputados para solicitar el juicio político contra los jueces de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco, Carlos Fernando Rosenkrantz y Horacio Daniel Rosatti, que fallaron a favor del 2X1 a los represores en una polémica decisiónque luego fue corregida por el Poder Legislativo.
Además el viernes el colectivo presentó un pedido de renuncia del secretario de DDHH de la Nación, Claudio Avruj. Integrantes del Colectivo Mario Bosch, se reunieron con el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Francisco Eguiguren y el secretario Ejecutivo, Paulo Abrao, y les transmitieron “preocupación por el retroceso que se verifica” en los tribunales del país con respecto al “juzgamiento de los genocidas”.

Durante la reunión, los letrados aseguraron que en la actualidad hay “escasa fijación de audiencias para los juicios orales; desidia en el juzgamiento a los responsables civiles y el desfinanciamiento de organismos estatales que aportaban documentación”.

“Los miembros de la CIDH registraron los reclamos y la petición de que el Sistema Interamericano tome estos planteos, y manifestaron su perplejidad y asombro ante la falta de designación de jueces en los Tribunales Orales Federales para el juzgamiento de los genocidas”.

“Quedamos a la espera de una respuesta de la CIDH, con la esperanza de que nuevamente el organismo juegue un rol trascendente en la lucha contra la impunidad como ya lo hiciera en 1979”, el año que visitó Argentina para registrar las violaciones a los derechos humanos que entonces perpetraba la última dictadura cívico militar, señalaron desde la agrupación de abogados.

Fuente: Va Con Firma