Los datos surgen de una investigación realizada por la Universidad Nacional de Avellaneda. Según el informe, hay medicamentos que tuvieron un incremento del 252% desde noviembre de 2015. En uno de cada tres, el precio se duplicó.

“Los medicamentos, grupo de productos de consumo altamente masivo e inelástico, se encuentran entre los que más aumentaron” en lo que va de 2017, y los precios de los mismos subieron el 77% en el último año y medio, según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

El trabajo de los investigadores universitarios puntualiza que “las razones se encuentran, por un lado, en los nuevos lineamientos de política económica, que implican la relajación de los controles de la secretaría de Comercio, y por otro se destaca el alto grado de concentración del mercado, tanto en el ámbito de las droguerías como en la distribución”.

El relevamiento de precios que realizó el observatorio sobre una canasta de 123 drogas de consumo masivo, y el mencionado incremento del 77% en el último año y medio implica “casi 20 puntos porcentuales por encima del aumento que tuvo el nivel general de precios en igual período”.

“El primer fenómeno que se expone es el significativo salto registrado entre fines de noviembre de 2015 y fines de mayo de 2017 donde el incremento trepa al +77%, ya que el valor de la canasta seleccionada pasa de $ 27.923,83 a $ 49.499,58”, señalan los autores del informe.

Destacan a continuación que “si se proyecta este ritmo de avance, el año 2017 estaría consolidando subas cercanas al 105%”.

A nivel desagregado por cada droga, uno de cada cuatro medicamentos presentan subas

superiores al 100%, en algunos casos los precios se triplicaron, y no existen mermas en el valor de venta de los productos, ni siquiera en aquellos fármacos que presentan un exceso de oferta-

Para ejemplificar, el informe universitario aclara que el antibiótico Biotic Pharma, muy utilizado para el alivio de la bronquitis e infecciones de las vías pulmonares, aumentó un 252%; el Rosuvastatina Richet, utilizado para el tratamiento de personas con obesidad o sobrepeso, se incrementó un 215%, y el antidepresivo Servantax aumentó un 197%.

“Analizando el incremento de precios según finalidad del medicamento, se revela que las drogas que más subas presentaron fueron aquellas destinadas al tratamiento de las tiroides (+152%), ansiolíticos (+135%), broncodilatadores (+124%) y analgésicos antiespasmódicos (+116%)”.

Para la Universidad de Avellaneda, “la devaluación del peso argentino tuvo un impacto directo en los precios de los insumos importados fundamentales para la producción (principios activos y envases), al mismo tiempo que el incremento de los costos por el alza de los servicios públicos que afectó a las empresas del sector, fue trasladado a los precios”.

El segundo factor que mencionan como relevante para los incrementos es la estructura concentrada del mercado, “tanto en la cadena de la producción como en la comercialización, que posibilita a los actores relevantes fijar valores de mercado”.

“Veinte laboratorios concentran alrededor del 80% de la facturación y de las diez principales firmas, cinco son extranjeras”, señalan el informe en relación con la producción de medicamentos, y en cuanto a la comercialización mayorista, destaca que se “encuentran registradas aproximadamente 445 droguerías, de las cuales cuatro de ellas concentran aproximadamente el 70% del mercado”.

“Este mismo efecto oligopólico se produce en las distribuidoras, donde cuatro firmas concentran cerca del 99% de las ventas”, afirman desde el Observatorio de Políticas Públicas de la Undav .

Otro dato relevante que presenta el trabajo es “que más del 15% de los productos de nuestro relevamiento sufrieron un descenso en la cobertura por parte del PAMI”, y en “cierto grupo de riesgo de adultos mayores, como son aquellos con patologías depresivas, la afectación es de casi un 50% de incremento por quita de cobertura”.

“La tendencia a la cobertura comenzó a disminuir en el año 2016, cuando una nómina de 160 medicamentos dejó de tener la cobertura del 100%”, aclaran los autores, y agregan que “recientemente se decidió la suspensión de la cobertura para medicamentos del grupo de los antipsicóticos”.

Finalmente, el estudio analiza la posición del país con respecto a otros de la región, e señalan que tomando como referencia un conjunto de 12 productos de uso difundido, Argentina tiene la canasta más cara de la región, que llega a ser más de un 50% mayor al promedio de la región.

“Si se toma como parámetro de comparación el valor de los salarios mínimos medidos en dólares de cada país, se comprueba que Argentina es uno de los países que menor cobertura de la canasta mantiene en relación al salario mínimo, y sólo se posiciona por sobre Brasil”, concluye el informe.

Fuente: Va Con Firma