Con un acto en el estadio de Arsenal de Sarandí, en el partido de Avellaneda, Cristina Fernández de Kirchner lanzó formalmente el frente Unidad Ciudadana. La ex presidenta insinuó que será candidata, pero evitó confirmarlo.

Hubo un cambio en la lógica política. Cristina dejó la soledad de la escena y compartió la centralidad del acto con la gente. Las banderas fueron argentinas y no hubieron consignas de confrontación. Llamó a la unidad, amplió la base de sustentación y pidió organización.

Lejos quedó el tiempo donde el kichnerismo fue reducido a pocas agrupaciones. La nueva apuesta es a sumar y que el nuevo espacio sea superador al Frente para la Victoria. Incluso, no está descartado el ingreso de Florencio Randazzo.
Hoy, el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinosa, confirmó que los titulares de los distintos PJ locales (135 distritos) rubricaron su adhesión al frente Unidad Ciudadana.

El ex gobernador bonaerense, Daniel Scioli declaró que “Unidad Ciudadana es un paso superador del FpV”. En pocos días se devela el misterio de las candidaturas.

En el acto de hoy, Cristina fue la principal oradora ante una multitud. Sus principales frases:

“No vengo a contarles nada que no sepan. Lo sufren en carne propia. Todos tienen un conocido o lo sufren en carne propia. El fantasma del desempleo, de la precarización laboral, de los bajos salarios, de las tarifas de servicios impagables.

Ayer nos desayunamos con la última. Nos quieren dar 100 años más de deuda… No gastemos las energías en insultos, no gastemos la energía en agravios…Déjenlo para ellos. Nosotros organicemos a nuestros compatriotas.

Yo he tenido todos los honores y todos los cargos gracias a ustedes. Vengo ahora a sumarme a este espacio. Vengo a poner la cabeza, el cuerpo y el corazón.

Vengo a sumarme a este espacio, porque esta tristeza que recorre a la sociedad me conmueve también; no me parece justo que estemos sufriendo, no me parece justo que nos hayan desorganizado la vida así.

No nos confundamos ni hagamos el juego a los que intentan confundir hablando del pasado. Claro que tenemos pasado, no nací de un repollo. El problema que tenemos es que con ellos no tenemos futuro.

Lo que necesitamos es ponerle un límite a este Gobierno para que pare el ajuste. Las próximas elecciones son parlamentarias.

Si la gente sigue recibiendo estas facturas de servicios, si los remedios siguen aumentando, ¿de qué 19 me están hablando? Yo quiero que lleguen los argentinos al 2019. De eso se trata. ¿Qué ganamos con la especulación?

Yo les decía que hemos tenido todos los cargos, todos los honores. Y tengo que decirles de corazón que ya no soy la joven aquella que quería cambiar el mundo. Los años pasan para todos. Me tocó ser madre, me tocó perder a mi compañero y ser viuda, y me tocó también ser abuela porque la vida tiene esas cosas. Te da y te quita.

Muchas veces alguien parece fuerte. Todos tenemos nuestros golpes, nuestros dolores, nuestras angustias. Yo hoy quiero en base a ese afecto que nos une decirles que yo voy a estar siempre junto a ustedes, como lo dije el 9 de diciembre. Ayudando, en este caso, a esta Unidad Ciudadana.

La matemática es una sola en todo el mundo. El problema que tenemos los argentinos es que los números no dan. No dan los números en la economía y en los hogares. No están dando los números en las pequeñas empresas. No le dan los números a los científicos y no pueden seguir investigando. Por eso es importante y creo que esta Unidad Ciudadana tiene que representar las voces, los intereses, las necesidades… todos los problemas.

No vinimos acá a silbar. Para destruir están ellos. Nosotros vinimos a construir y a movilizar.

Yo quería que ustedes entendieran qué es esto de la Unidad Ciudadana. Muchas veces, cuando una ha participado en partidos políticos toda la vida, la propia endogamia de los partidos lleva a los dirigentes a creerse más importantes que la sociedad. Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo. Son los que sufren, los que necesitan, los comerciantes que tienen que levantar la persiana todos los días, los empresarios que tienen que dar trabajo. Esto es Unidad Ciudadana. No hay que bajar los brazos, no hay que ponerse tristes, no hay que llorar. Esto nos tiene que dar la fuerza para construir algo mejor de lo que construimos hasta ahora”.