Las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires se desplomaron 4,81% y el dólar pegó un salto de 16 centavos y alcanzó un nuevo récord de $ 16,53. Fue una jornada financiera complicada por la decisión del influyente gestor de índices de inversión MSCI de no mejorar el posicionamiento del mercado argentino entre las opciones para el destino de capitales.

El indicador Merval retrocedió hasta los 20.614,35 puntos. El balance de precios dejó 25 alzas, 76 retrocesos y 4 especies sin cambios y el volumen negociado en acciones trepó hasta los $ 1.060,8 millones.

Analistas y operadores habían anticipado una jornada cambiaria y bursátil complicada por la inesperada decisión de mantener al mercado local como “de frontera”, y no elevarlo a “emergente”. Según trascendió en el mercado, en el Gobierno también esperaban una mejora en la calificación a partir de los cambios estructurales impulsados por la administración macrista.

Desde el inicio de la jornada cambiaria, la mala noticia impactó en el precio del dólar, que alcanzó un máximo de $ 16,66, pero luego se descomprimió para cerrar en $ 16,53. Este cierre superó el récord de $ 16,41 que registró el 22 de mayo pasado, impulsado por el temblor político que se vivía en Brasil.La escalada del dólar también fue impulsada por los pesos que el lunes se volcaron al mercado tras la decisión del Banco Central de no renovar la totalidad de las Lebac que vencían ese día. Tras esa operación, unos $ 120.000 millones se volcaron al mercado y los operadores presumen que una parte de ese dinero se volcó al dólar.

El dólar sumó así la cuarta suba consecutiva, ya que desde el jueves de la semana pasada acumula un ascenso de 39 centavos (2,4%), aunque en ese caso también impactó el menor volumen de liquidaciones por parte de los exportadores.