En una insólita gacetilla, el concejal del PRO Sebastián D’Amorin Lima Novo se consagra el héroe de la temporada. Al cierre de esta información, varios referentes empresariales del ámbito turístico invernal se encontraban reuniendo fondos para otorgarle un merecido galardón a este “príncipe de la paz” local. Así lo relata su propio órgano de promoción y venta en el comunicado que aquí reproducimos en cursiva (todo es sic. Puristas de la lengua y la gramática, abstenerse), y comentamos al final:

 

La paz en Chapelco llega de la mano de la propuesta del Concejal Sebastián D´Amorin
Cuando todo hacía indicar que la temporada invernal del Centro de Esquí Chapelco nuevamente sería víctima de los cortes de ruta, una propuesta del Concejal del PRO Sebastián D´Amorin logró conciliar en el conflicto que de antemano a la temporada se anunciaban cortes de ruta hasta tanto desde el cuerpo legislativo no se diera una solución. Además de la propuesta, se establecieron acuerdos entre las partes, entre ellas que las habilitaciones tendrá una vigencia de 180 días, durante la cual la comunidad mapuche Curruhuinca deberá completar la presentación de planos y verificación estructural ante la Dirección de Obras y demás requisitos requeridos por la Dirección de Bromatología, Seguridad e Higiene.
Tras varios meses de conflicto entre las comunidades mapuches y la empresa Nieves de Chapelco sobre la instalación de rentals en la base del cerro, la propuesta del Cjal. Sebastián D´Amorin fue aceptada  por la empresa y la comunidad mapuche. La propuesta implicaría otorgar la “habilitación a término” de los 5 locales, con licencia comercial a término para los rubros guardería y entrega de equipos de esquí, Snowboards y complementarios. 
En este sentido el Departamento Ejecutivo deberá otorgar la actualización o ampliación de las licencias comerciales para guarda esquí, entrega y recepción de equipos de esquí, Snowboard y complementarios a los titulares de las licencias comerciales, para hacer uso de las rukas, propiedad de la comunidad mapuche Curruhuinca ubicadas en la base, del Cerro Chapelco, estableciéndose que el único y excluyente servicio a prestar en dichas instalaciones, será el de la entrega y recepción del equipamiento de esquí, los que previamente hayan sido alquilados  dichas empresas en las instalaciones comerciales que las mismas poseen dentro de la ciudad.
Semanas atrás, la polémica se había desatado luego de que el Lonko de la comunidad mapuche Curruhuinca Ariel Epulef. había manifestado en medios de comunicación, de no haber una solución al conflicto, la comunidad cortaría la ruta al cerro en el inicio de la temporada. Así mismo y en un medio radial. Por otro lado Juan Carlos Querejeta, en un medio radial, había manifestado que el Cjal. D´Amorin no era acompañado por los concejales del partido, pero lejos de esas declaraciones, la propuesta fue acompañada por los demás concejales del espacio de CAMBIEMOS. quedando sólo con su voto en contra de la propuesta, el Cjal. Schoroh referente de las opiniones del empresario local.
Un campeón del sentido de la oportunidad, entrenado en las dificilísimas artes del marketing, el edil pro pone, antes que ningún otro (fiel a su pro sapia), una iniciativa superadora que, ay, se veía venir. Más allá de los amagues y eventuales presiones que hayan ensayado los actores involucrados, era un secreto a voces el acuerdo/pacto/”habilitación a término” al que se arribaría.
Con similar agilidad,  en el párrafo de cierre de su narración, el concejal lanza un presunto misil a su frente interno, una pieza que no tiene desperdicio.