Un tribunal intimó al ministerio de Salud a priorizar el “interés superior del niño” y a proceder con la distribución en un plazo menor a los 30 días de los elementos del kit “Qunitas”, que se encuentran almacenados en un galpón desde febrero de 2016, cuando el gobierno de Mauricio Macri decidió suspender el programa destinado a madres en situación de vulnerabilidad social.

La decisión fue adoptada por el Tribunal Oral Nº 1 de la Capital Federal, el cual puntualizó que los elementos almacenados generaban importantes costos a la administración pública nacional”, y en ese marco intimó a “darles un destino apropiado, acorde a su naturaleza”.

Según la resolución, “la redistribución de los elementos del kit (a excepción de las bolsa de dormir y la cuna) fue dada por el juez instructor el pasado 26 de agosto de 2016, y ratificada el 22 de septiembre de ese mismo año, es decir hace 10 meses, y a la fecha el ministerio de Salud de la Nación no ha dado cumplimiento a dicha redistribución”.

Por este motivo, y respetando la sentencia del juez de instrucción Claudio Bonadío sobre las bolsas de dormir y las cunas, el tribunal dispuso la redistribución de los kits en el plazo señalado, bajo apercibimiento de catalogar al ministro de Salud, Jorge Lemus, en el delito de desobediencia (art.239 del Código Penal) en el caso de no cumplir con dicha resolución.

La medida judicial reconoce así el interés primordial que el programa nacional de acompañamiento de la madre y del recién nacido denominado “Quinita – Un comienzo de vida equitativo” realizaba para las madres y los futuros niños, y contribuía, según el tribunal, a “garantizar el acceso equitativo a los insumos y recursos necesarios para el cuidado y crianza de los niños desde su nacimiento”.

Diputados que habían reclamado

El diputado nacional por Rio Negro Martin Doñate (Frente para la Victoria) había realizado una presentación ante el juez Claudio Bonadío para que los kit secuestrados sean distribuidos en la provincia de Rio Negro.

Ayer Doñate celebró la resolución judicial e indicó que “es un día de inmensa felicidad. Siento mucha emoción y orgullo por este logro. Las ‘qunitas‘ vuelven a nuestras madres y bebés”, dijo el legislador rionegrino.

También la diputada nacional por Misiones Cristina Britez había realizado una presentación judicial ante el propio Bonadío, por ser el encargado de llevar la causa por la cual continúan incautados los kits del programa.

El kit suspendido por el gobierno de Mauricio Macri, incluye un juego de sábanas, con un acolchado, un toallón y un saco de dormir, e indumentaria para el recién nacido y para la mamá. También incluye un bolso cambiador con artículos de higiene para la madre y el recién nacido como un termómetro digital, crema de caléndula, crema hidratante, protectores mamarios, chupete, babero, mordillo, sonajero y juguetes para los primeros meses; un libro de cuentos y una guía de cuidado para la mamá y el bebé, entre otras cosas.

El programa fue lanzado en 2015 por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el propósito de destinarlo a las titulares de la Asignación por Embarazo para Protección Social que se encontraran inscriptas en el programa Sumar.

Fuente: Va Con Firma