Según el informe del CEPA, “el gobierno de Cambiemos se endeudó 2,4 veces más que lo necesario”.

“En la medida en que gran parte del endeudamiento, más de la mitad, no fue para pagar deuda vieja, resulta evidente que la deuda externa es el pilar central del modelo económico de Cambiemos, y que la misma se dirige principalmente para financiar la fuga de capitales”, concluye el último informe elaborado por el equipo monetario financiero del CEPA (Centro de Economía Política de Argentina), donde se desmiente al ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien afirmó “tres de cada cuatro veces que hemos emitido deuda, ha sido para cancelar deuda” anterior.

El CEPA pone blanco sobre negro el argumento del integrante del gabinete nacional cuando éste asegura que el endeudamiento responde a una “pesada herencia” de elevados vencimientos, y que “el aumento de las obligaciones financieras resultaría ajeno al modelo económico que lo sustenta”.

El centro de estudios afirma que sólo “en 2016 los vencimientos ascendieron a 11.951 millones de dólares, mientras que el endeudamiento externo del Estado Nacional fue de 34.652 millones de dólares, prácticamente tres veces más (2,9 veces) que lo necesario para hacer frente a los compromisos del mismo año”.

Tomando en cuenta la ecuación de Caputo, “un 34% del nuevo endeudamiento se dirigió a pagar deuda en dólares”, y no como afirmó el funcionario, que  “tres de cada cuatro veces que nosotros estamos emitiendo deuda, estamos cancelando deuda que hemos heredado” .

Calculando los vencimientos de 2017, el endeudamiento que tomó el gobierno en sólo seis meses “duplica los compromisos previstos para todo el año”, advierten los especialistas que elaboraron el trabajo.

“En el año 2017 esta situación se sostiene, aunque se observa un ratio levemente más elevado”, continúa el informe, y aclara que “los vencimientos de deuda previstos para este año son de 17.520 millones de dólares, mientras que la deuda emitida sólo en el primer semestre (considerando hasta el mes de mayo y los 2.750 millones de dólares del bono a 100 años de junio) ya asciende a 35.872 millones de dólares”.

El mismo cálculo tomado desde que asumió Mauricio Macri al gobierno, indica que “Cambiemos se endeudó 2,4 veces más que lo necesario” para pagar vencimientos de la “pesada herencia”. O dicho “a la inversa, los vencimientos previos sólo representan el 42% de la deuda emitida por el Estado nacional”.

En números, “la deuda en moneda extranjera del Estado nacional suma 70.524 millones de dólares, y los compromisos previos 29.472 millones de dólares”.

El CEPA concluye que “no son precisas” las declaraciones del ministro de Finanzas “que indican que un 75% de la emisión de la deuda de Cambiemos se dirigió a cancelar compromisos previos”.

En total, el gobierno tomó en deuda más de 40 mil millones de dólares que no utilizó para cancelar “compromisos heredados”.

Sobre los usos del endeudamiento

“Luego de los casi 30 mil millones de dólares “heredados” en deuda, la fuga de capitales (medida como Formación de Activos Externos) aparece como uno de los principales destinos de los dólares provenientes del endeudamiento del Estado Nacional”, indica el informe, que avanza en el análisis del destino de los dólares que ingresaron por la deuda externa.

El centro de estudios aclara que se da un “esquema de deuda-fuga” que es “muy similar al aplicado en nuestro país algunas décadas atrás”, y que se evidencia en que desde la asunción del gobierno de Macri, “el sector privado adquirió en el mercado de cambio local más de 20 mil millones de dólares, que en su mayor parte han sido obtenidos por el gobierno nacional a través de endeudamiento”.

Además de la fuga, los autores del trabajo señalan que “si se contempla la evolución de las reservas del Banco Central (BCRA), vemos que allí también han ido a parar una gran parte de los dólares adquiridos por el Tesoro Nacional en el mercado internacional”.

Los especialistas del Centro de Economía Política Argentina concluyen en que “la magnitud del actual ciclo de endeudamiento permite, al mismo tiempo, cancelar compromisos heredados, fugar más de 20 mil millones de dólares, y acumular un importe similar en reservas internacionales”.