La gobernadora María Eugenia Vidal vetó hoy una ley aprobada en mayo de este año, que establecía una prórroga de tres años para la expropiación que beneficia a la Cooperativa de Trabajo Cintoplom Ltda, ubicada en Ciudadela. Cintoplom fue recuperada en 2003 y desde entonces fabrica pinturas y barnices en forma gestionada por sus trabajadores.

Para justificar su veto, Vidal se apoyó en un fallo de la Corte Suprema de la Provincia, que estableció que “la mecánica de las sucesivas prórrogas resulta inconstitucional ya que, de transcurrir un plazo razonable, el Estado tiene la obligación de pagar la expropiación y si no lo hace, la justicia debe compeler al pago, pues de lo contrario, se estaría lesionando el derecho de propiedad del dueño de la cosa”. Y consideró que “la decisión de prorrogar las leyes a los efectos que no se configure el abandono de la expropiación” es una solución que puede “configurar una turbación y restricción al derecho de propiedad” y generar un “perjuicio para las arcas provinciales”.

Sin embargo, la decisión del gobierno provincial pone en peligro la continuidad del funcionamiento de la empresa que cuenta con una moderna planta industrial en Ciudadela.

El veto de Vidal se conoce el mismo día en que la ex presidenta y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner, inició un recorrido de campaña en una cooperativa, Cuero Flex, cuya actividad cayó un 30 por ciento.

No se trata del primer veto de la gobernadora contra las fábricas recuperadas. En enero, Vidal vetó la expropiación de la Cooperativa de Precisión Limitada (CDP), ex Rench, ubicada en Don Torcuato, Tigre. La Ley se había sancionado por unanimidad en el Senado de la Provincia de Buenos Aires en diciembre de 2016. La empresa había sido recuperada en 2013.

En febrero, vetó también la expropiación de la metalúrgica Raimat de Quilmes. Dos meses después, la gobernadora rechazó la expropiación de la fábrica recuperada Petinari y más de cien trabajadores perdieron su fuente de trabajo.  La expropiación  había sido aprobada en 2015 por unanimidad en ambas cámaras de la Legislatura bonaerense.

Fuente: Página 12