Creo que hay que comenzar a abrir el juego a tanta gente capaz, que lleva años preparándose para ocupar un lugar de decisión, es momento de ‘desapagizar’ el partido”, sostuvo la senadora nacional del MPN Lucila Crexell.

En declaraciones formuladas a FM Fun de San Martín de los Andes expresó otra vez que en el seno del gobierno provincial “hay mucho egoísmo a la hora de comunicar”. Todo lo centralizan en una persona, pero no es una sola persona la que lleva adelante todas las acciones; hay un conjunto de personas que toman decisiones para que se concrete una acción de gobierno”.

Luego dijo que “a pesar de las diferencias personales y políticas”, con el anterior gobernador Jorge Sapag, “siempre hubo diálogo”. Ese vínculo permitió que “ante cada situación, en la cual debíamos hacer valer nuestra fortaleza en el Congreso para demandar soluciones para Neuquén, estábamos coordinados”.

Crexell sostuvo que no está en sus planes convertirse sólo en una voz crítica dentro de su partido, pero dejó en claro que los cuestionamientos “los hago porque soy coherente, y tienen más que ver con la autocrítica, con hablar con la verdad, y forma parte de una coherencia reconocer cuando las personas toman decisiones”.

“El rol del senador es legislar –explicó-, pero también es el representante de la provincia ante el gobierno federal, y hay un montón de obras y gestiones pendientes que requieren de la participación de los senadores, diputados nacionales y del gobierno provincial”.

El apellido Sapag

Consultada sobre la nómina de candidatos del MPN para diputados nacionales, aclaró que no fue parte de la decisión y aseguró que el armado “significó un retroceso, porque no hubo recambio generacional ni de ideas, y creo que seguir pensando que el apellido Sapag es un mérito para estar en una lista, es un error”.

Recordó que “siempre lo nombran a Felipe, o a mi mamá, y el mejor homenaje que podemos hacerles es trabajar como hicieron ellos, con convicción y con mirada de fututo”, y agregó que “la sociedad reclama otra clase dirigencial, tenemos que institucionalizar los partidos, no personalizarlos y me parece que hay que desapagizar el partido a la hora de tomar decisiones”.

Fuente: Va con Firma