Desde junio, el directorio de la Administración de Parques Nacionales (APN), dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, se otorgó sobresueldos que llevarán los salarios de los funcionarios hasta un 83% por encima del de un trabajador.

Este aumento arbitrario se realizó a haciendo uso de las “Unidades Retributivas”, asignaciones con las que cuentan los responsables de la administración de un organismo para elevar las remuneraciones de los funcionarios y profesionales que no pueden cobrar horas extras. En este caso, el presidente de la APN es el ingeniero Eugenio Breard (ex empresario tabacalero).

Las Unidades Retributivas pueden ser distribuidas de la manera que crea conveniente. El valor de cada unidad retributiva es acordado en las reuniones paritarias de todos los años. En esta última negociación el valor acordado fue de $27,74 y con el aumento del 20% llegarán a $31,71.

Por ejemplo, el jefe de Gabinete de APN, Santiago Montanar, cobra $104.313 y con ese incremento su salario llegará a $106.904. Mientras que el salario mínimo que percibe un trabajador es de $17.961.

“Manifetsamos que es vergonzosa la distribución de Unidades Retributivas solo para altos cargos ejecutivos y una falta de respeto a los trabajadores que día a día perdemos derechos adquiridos y poder adquisitivo por los bajísimos salarios”, expresó la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) a través de un comunicado. “Exigimos que dichas Unidades Retributivas se distribuyan de una manera más justa con los trabajadores que menos sueldo perciben”, sumó.