Los mineros de Andacollo tomaron las oficinas de la concesionaria Trident Southern Exploration en reclamo de la reincorporación de delegado sindical Marcelo Reyes. Se trata de mineros que pertenecían a Andacollo Gold SA.

Además, exigen el reconocimiento de antigüedad, categorías y la actualización de sus salarios “que hace 4 años se encuentran congelados. Aún nos deben salarios caídos, aportes jubilatorios, horas extras”, indicaron en un comunicado.

Los trabajadores exigieron la intervención del ministro de Energía, Alejandro Nicola, y Martín Yrigoyen, titular de la Corporación Minera del Neuquén (Cormine), “por su responsabilidad en el conflicto que atraviesan con la nueva concesionaria.

“Nicola nos prometió un inversor que reactivaría el yacimiento. Sin embargo, nada de esto sucedió. La realidad es que hace 4 años que la mina está parada”, denunciaron.

Por otro lado, los trabajadores indicaron que tenían “expectativas” con el nuevo grupo, pero que desde que ganó la licitación no ha habido “tareas de mantenimiento, mucho menos de exploración. De los millones comprometidos sólo han contratado tres camionetas”, dijeron.

Por último, los mineros también señalaron que en junio del 2016 hicieron una presentación sobre la situación ambiental ante la Dirección de Minería y exigieron una auditoría ambiental.

“Al estar paralizada la producción debe activarse un protocolo de clausura o remediacion de todo el pasivo que dejó MAGSA en 2015”, expresaron.

Fuente y Foto  La Mañana del Neuquén