Mientras la nevada hacía sus primeros estragos en San Martín de los Andes y se producían las primeros cortes de energía eléctrica producto de la caída de ramas, un corte total dejó sin luz por 36 horas a esta ciudad y a Junín de los Andes.

El corte afectó la línea de alta tensión de 132 KW Alicura – Pio Proto que abastece íntegramente a las ciudades de Junín de los Andes y San Martín de los Andes.

Las tareas de búsqueda del corte y su posterior reparación de esa línea obligó a un operativo encabezado por personal de la Empresa Provincial de Energía del Neuquén (Epen) que se realizó bajo un intenso temporal de nieve en toda la región.

El operativo incluyó la asistencia de equipos, máquinas y personal del Plan Provincial de Manejo de Fuego, Corfone, Ejército Argentino, Parques Nacionales y el helicóptero de la Provincia destinado a trasladar personal.

La tarea demandó casi 36 horas desde que se detectó el corte hasta que se restituyó. En San Martín de los Andes la energía eléctrica continuó afectando varios barrios, pero por las razones antes señaladas (caídas de ramas y árboles).

Una vez reparada la línea de alta tensión se informó oficialmente sobre las razones del corte. Tanto el Epen como el Centro Operativo de Emergencia (COE) de San Martín de los Andes y el Comité Preventivo de la Provincia del Neuquén informaron que el problema se generó en un bosque privado donde se plantaron pinos dentro del área de seguridad debajo de la línea de 132 KW.

“El corte se debió por pinos de envergadura en bosques privados que invadieron la franja de seguridad; afectando el servicio de energía eléctrica en la localidad y el centro invernal Cerro Chapelco”, señaló uno de los comunicados del COE local.

Esta información fue confirmada luego por el ministro de Ciudadanía de Neuquén, Gustavo Alcaraz, cuya cartera estuvo a cargo del operativo de asistencia y seguimiento de las consecuencias del temporal que afectó a la región sur de la provincia.

“Debajo de la línea de alta tensión existían unos pinos que no debían estar allí y que es propiedad privada. Eso hizo que las líneas al llenarse de hielo y cargarse tocaran esos pinos”, señaló el ministro a Radio Nacional San Martín de los Andes.

Informó que un grupo de operarios “taló casi un kilómetro de pinos para llegar hasta el lugar” y reafirmó que “ya se sabe que los pinos no pueden estar debajo de las líneas de alta tensión, en ningún sector”.

El ministro Alcaraz adelantó que desde el Gobierno provincial “se trabajará legalmente para que esto no vuelva a ocurrir”, en referencia a un emprendimiento privado que amplió su superficie de cultivo plantando pinos en áreas donde está totalmente prohibido hacerlo.

Fuente: Radio Nacional San Martín de los Andes