Darío Martínez impulsa un precio diferencial de los servicios de luz y de gas para los usuarios de la Patagonia, ya sean domiciliarios o comerciales. Con el eje puesto en la reactivación comercial y en mejorar la competitividad con respecto al comercio en Chile, el legislador neuquino propone una batería de medidas que beneficiarán al comercio local.

En la zona limítrofe con el país vecino, propuso la creación de una llamada “Zona de frontera” que otorgue beneficios impositivos al comercio local y lo proteja del éxodo. Martínez aseguró que, con esta idea, “mejoraremos la competitividad del comercio neuquino porque incentivaremos el compre neuquino con medidas concretas que permitan bajar el precio final de los productos minoristas”.

“Lo que ayuda es una política de protección y defensa positiva de los emprendimientos en nuestra provincia, todo lo demás es discurso para la campaña. Mis propuestas son concretas y brindan herramientas para el desarrollo local”, afirmó el candidato neuquino por Unidad Ciudadana, la fuerza que conduce a nivel nacional Cristina Fernández de Kirchner.

Como complemento de esa idea, que ya tiene discusión en el Congreso de la Nación, Martínez quiere establecer un precio diferencial en las tarifas de gas y de luz para los usuarios patagónicos, en idéntico sentido al ya consagrado al valor de las naftas.

Dijo que “no podemos sostener más el mismo precio que en el resto del país, nos desprotege y nos quita competitividad. Somos la región productora de la energía del país pero consumimos mucho más por las bajas temperaturas. Esto reduce el consumo; y afecta a los habitantes, a los empresarios y los comerciantes minoristas. Que el mismo cálculo que reduce el valor de las naftas se aplique a las facturas de los servicios es una muestra clara y contundente de apoyo real a nuestras economías regionales”.

La novedad la difundió hoy, a pocas horas de la reunión entre las Cámaras de Comercio regionales y autoridades de los gobiernos municipales, provinciales y nacionales. Luego de ese encuentro, uno de los voceros, Edgardo Phielipp, referente de la Asociación del Comercio, Industria, Producción y afines del Neuquén, reflejó la preocupación del sector.