“Solamente en el primer semestre de 2017 la formación de activos externos alcanzó 7.677 millones de dólares (egresos netos de ingresos), aumentando en un 28% el ritmo de salida registrado en el mismo semestre del año anterior y más que duplicando los niveles de salida en relación con el primer semestre del año 2015, con un aumento del 152%”, concluyeron en el informe elaborado por el equipo monetario-financiero del Centro de Economía Política de Argentina (CEPA).

Los especialistas agregaron que “entre diciembre de 2015 y junio de 2017, durante la gestión de la alianza Cambiemos, el total fugado entre formación de activos externos y utilidades y dividendos alcanza los 23.778 millones de dólares, lo que representa la mitad del monto de las reservas internacionales del Banco Central de la República Argentina (BCRA)”.

El informe resalta que la “enorme oferta de divisas” se financia mediante el proceso que lleva adelante el gobierno de “endeudamiento externo”; y que se basa en un modelo que se completa con “las altas tasas de interés que permiten el desarrollo de la “bicicleta financiera” y la imprescindible posterior fuga de divisas”.


Sobre la llegada de inversiones, el CEPA aclara que “fueron considerablemente inferiores a los niveles de salida de divisas por activos externos de residentes”, a “contramano de lo esperado por el gobierno” y sobre todo, a “pesar de la desregulación y liberalización del mercado cambiario implementada a partir de diciembre de 2015”.

“Durante el último año y medio, la tan esperada inversión directa de no residentes apenas alcanzó niveles similares a los del año 2013, y aún no logró recuperar los niveles del año 2012”, explicaron los autores del trabajo.

Tomando en cuenta los promedios de salidas mensuales de divisas, el CEPA registra que el del primer semestre de 2017 fue significativamente superior al de semestres de años anteriores, “registrando un promedio mensual de 1.280 millones de dólares, mientras en el mismo período de 2016 fue de 999 millones de dólares; a la vez que el promedio de salida mensual del primer semestre de 2015 fue de 508 millones de dólares”.

Cuando analizan la compra de divisas en el país, desde el centro de estudios advierten que la mayor porción del mercado está manejada por grandes operadores, por compradores mayoristas.

“Más del 44% de las compras fueron realizadas por clientes que adquirieron hasta 10.000 dólares mensuales, el 18% entre 10.000 y 50.000 dólares, el 20% entre 50.000 y 500.000 dólares y el restante 18% supera los 500.000 dólares mensuales”.

En relación con las transferencias brutas al exterior, “estas fueron efectuadas por unos 1.650 clientes de los estratos superiores, donde los clientes con compras mensuales superiores a 2 millones de dólares concentran el 85% de las compras brutas de divisas” por lo que claramente se desprende que “la mayor parte de los actores que participan en este mercado son los grandes operadores”.