Leíamos en estos días lamentables postulados acerca de reclamos en nuestra región y teorías conspirativas elaboradas desde escritorios de funcionarios y diarios nacionales.
Seguimos con preocupación la ausencia de un joven, Santiago Maldonado, de El Bolsón, a quien los testigos señalan como detenido por la Gendarmería Nacional, de quien su familia no tiene noticias.
En este clima de preocupación y de incertidumbre acerca de la violencia ejercida por el Estado, escuchamos que la respuesta del Gobierno Nacional es la descripción de un planteo separatista del Pueblo Mapuche que justifica la represión.En línea con ese pensamiento, o tal vez para quedar bien con sus jefes políticos en una semana electoral, el Bloque del PRO de San Martín de los Andes intima a que se expidan acerca de su Argentinidad o sus aspiraciones independentistas a las Comunidades Curruhuinca y Vera, parte del Pueblo Mapuche con quienes convivimos diariamente, y que preexisten a la fundación de la ciudad en la que convivimos.
No nos vamos a detener a darles clase de Educación Cívica a quienes en un cargo legislativo deberían saber acerca de los reconocimientos a nuestros pueblos originarios establecidos en nuestra Constitución Nacional, en la Constitución Provincial y en la Carta Orgánica Municipal.
No vamos a enseñarles Historia a quienes deberían saber acerca de la preexistencia de los Pueblos que conformaron y conforman la Argentina desde antes de su Independencia.
Pero si les vamos a pedir que reflexionen.
Y que no provoquen.
Y que no sean mediocres.
Porque hoy, porque mañana y porque todos los días nos vamos a ver las caras.
Porque la convivencia se daña cuando por oportunismo y por no pensar un poco, se dicen irresponsables frases sin sustento.
Porque la Argentina, la Patria que amamos, se lastima, se lesiona, cuando quienes la formamos, quienes la caminamos, quienes la vivimos, entramos en provocaciones a quienes han sido castigados y postergados, ofensas dolorosas que son muy difíciles de reparar.
Llamamos entonces a la reflexión y a colaborar en la búsqueda de soluciones pacíficas y la aparición cuanto antes de Santiago Maldonado.
En eso todos tenemos la oportunidad y la responsabilidad de colaborar.
Esa es nuestra tarea.
Porque en momentos difíciles LA PROVOCACIÓN NO SUMA NADA

 

Ver nota relacionada:

http://tiempodelsurnoticias.com/2017/08/08/el-pro-contraataca/