Después de la larga noche de domingo, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, brindaron una conferencia de prensa en la que catalogaron como positiva la jornada electoral y el recuento provisorio, a pesar de las denuncias de Unidad Ciudadana en la Provincia de Buenos Aires y en Santa Fe.

“No tuvimos ninguna denuncia en ninguna provincia”, aclaró Frigerio, quien explicó la metodología de carga de datos.

En cambio, Peña, con un discurso más político, le echó la culpa de todos los problemas a la misma referente de Unidad Ciudadana, la ex presidenta y candidata a Senadora por Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner. “Todos los problemas que ella ha vislumbrado en la elección han sido generados por ella. Los senadores cercanos al kirchnerismo son los que han cajoneado la reforma electoral”, dijo Peña en alusión a la intención del oficialismo de imponer la Boleta Única Electronica a nivel nacional, a pesar que la Justicia comprobó que el sistema fue vulnerado cuando se utilizó an la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además de criticar el sistema actual, el Jefe de Gabinete afirmó: “Estamos absolutamente tranquilos de que esta elección fue más transparente con estas herramientas obsoletas que en las elecciones en las que gobernaba el kirchnerismo”. Y además sobre el final dejó una chicana, al pedirle a Cristina que se quedara tranquila porque pueden decir “con certeza que ha sacado el 100% de los votos” de su frente, por lo que la declaró ganadora de esa elección.

Ambos reiteraron que es la Justicia Electoral la que deberá dar los resultados definitivos y que el escrutinio provisorio no tiene validez.


“Este gobierno dejó a la Provincia de Buenos Aires sin resultado electoral”

Unidad Ciudadana acusó al gobierno nacional de parar y de manipular de forma intencionada la carga de alrededor de 1500 mesas en la Provincia de Buenos Aires, que en el recuento implicarían unos “300.000 votos”, que según los representantes de UC, no fueron incorporados el escrutinio provisorio con el objetivo de generar “un montaje publicitario y festivo” que muestre un “empate técnico” y oculte la presunta derrota ajustada de Cambiemos en ese distrito a manos de Cristina Fernández de Kirchner.

Además de marcar que en la provincia de Santa Fe también se produjo una carga de datos amañada que dejó fuera de los titulares de los medios la victoria del kirchnerista Agustín Rossi, los representantes de UC anticiparon que van a impulsar controles y auditorías en aquellos lugares que consideren necesarios en el escrutinio definitivo, y no descartaron en los próximos días impulsar acciones legales y políticas contra el gobierno, en particular, un pedido de interpelación al ministro del Interior y Obras Públicas de la Nación Rogelio Frigerio, a quien consideran uno de los responsables por lo ocurrido.

En una conferencia de prensa en el Instituto Patria, los apoderados de UC Graciana Peñafort y Gerónimo Ustarroz, así como el candidato Leopoldo Moreau, marcaron que desde 1983 la Provincia no vivía una incertidumbre de estas características en el debut de la coalición gobernante Cambiemos controlando los comicios. “Este gobierno dejó a la Provincia de Buenos Aires sin resultado electoral”, disparó Leopoldo Moreau. “Desde 1983 hasta la fecha nunca quedó pendiente una resultado de esta magnitud en la Provincia de Buenos Aires. Se vivió un proceso electoral traumático, y pedimos disculpas a un pueblo argentino que está pendiente de destrucción empleo y situación de los jubilados, un año y medio de gobierno de Cambiemos. Pasadas casi 24 horas del acto electoral no se conocen los resultados electorales del principal distrito del país y esto ocurre en un gobierno que por primera vez tiene la responsabilidad de supervisar un acto electoral que ha terminado con este enchastre que significa que alrededor de 1500 mesas de la provincia no han sido incorporadas al escrutinio provisorio”, denunció Moreau.

Durante la madrugada del lunes, la carga de datos se hizo cada vez más lenta hasta quedar parada en un virtual “empate técnico” entre UC y Cambiemos, cuando ambas fuerzas superaban por décimas los 34 puntos pero la oposición mantenía una firme arremetida que achicó distancias, primero, para prácticamente empatar después. Quedaron escrutadas 34052 mesas, el 95,68% del total.

Para el candidato a diputado nacional de Unidad Ciudadana “hubo una manipulación intencionada, muy grosera y evidente” y que dijo: “Retuvieron los datos que le daba el triunfo a Cristina Kirchner y desde el momento que empezaron a aparecer permanente empezó a crecer Unidad Ciudadana y por eso la velocidad con la que se descontó la supuesta ventaja de Bullrich contra Cristina”.

En medio de ese panorama, Moreau denunció: “Al final no pudieron sostener la mentira y decidieron arbitrariamente sin que se conozcan las razones que lo motivaron y sin comunicarlo a los apoderados delos partidos políticos, decidieron paralizar definitivamente la carga y dejar afuera 1500 mesas, alrededor de 300 mil votos, de los cómputos lo que no tiene precedentes”.

Trascendencia institucional

La abogada de UC Graciana Peñafort indicó que “es una situación de trascendencia institucional en la cual se han manipulado tanto los datos de la elección como la información de la elección”. Y precisó datos de la carga selectiva: “El escrutinio se detuvo alrededor del 95% del total los votos. Curiosamente hay anomalías en los porcentajes de aquellos lugares donde se detuvo el escrutinio, los lugares donde Cambiemos hizo una buena elección tienen porcentajes de cargas superiores al 95%, como por ejemplo San Miguel 98%, San Isidro 98%, Vicente López 97,5%, Bahía Blanca 97%, General Pueyrredón 95%, mientras que en aquellos lugares donde Unidad Ciudadana hizo una buena elección y que coinciden con lugares de alta densidad demográfica el escrutinio se detuvo por debajo del 95%. Por ejemplo: Florencio Varela 92%, Berazategui 90%, Ezeiza el 92%, en la Matanza 94% y en José C Paz el 93%” acusó.

En medio de la intención de la alianza Cambiemos de volver a impulsar el voto electrónico con la excusa de las demoras, Peñafort explicó: “Ha habido una alteración y manipulación en la carga de los datos para construir una realidad ficticia pero que en el registro electrónico del escrutinio ha dejado sus huellas”. Y señaló que, de emplearse el sistema de voto electrónico, no hubiera quedado ningún registro de las irregularidades en la carga de datos.

La abogada de UC anticipó: “Vamos a esperar el escrutinio definitivo y denunciaremos las responsabilidades políticas que les caben al ministro Frigerio y las responsabilidades penales de funcionarios inferiores que fueron quienes dieron las ordenes y arbitraron los medios para que esta manipulación se produzca. Lo haremos cuando tengamos la totalidad de la información”, afirmó.

Por su parte el apoderado de UC Gerónimo Ustarroz adelantó que, en cuanto a resultados, si bien “las diferencias son porcentuales y todavía no hay un número exacto, si hay una clara tendencia que revierte el escueto margen que terminó con el escrutinio provisorio en un 95% escrutado”. Con lo cual “la incidencia de lo no cargado claramente revierte el resultado fijado a las 5 de la mañana”, aseguró. “Se hará un escrutinio definitivo, que todavía no nos han notificado, pero arrancaría en el teatro de la Plata el miércoles” adelantó.

Fuente y foto: Tiempo Argentino