TSN en Catalunya.

Miles de personas se lanzaron a las calles de Barcelona al grito de “Yo soy español, Puigdemont a prisión” haciendo referencia al presidente del govern catalán. Acusan al gobierno local de tomar medidas ilegales  que no representan al conjunto del pueblo catalán. La sociedad española se encuentra muy dividida debido a la crisis que se ha profundizado a partir de la celebración del referendum el pasado 1º de octubre. Hasta el día de hoy eran los independentistas quienes habían ganado las calles, pero esta mañana las banderas españolas brotaron por las calles de esta ciudad junto a las catalanas no independentistas, es decir sin la estrella. Los manifestantes dieron también su apoyo a la Guardia Civil que hace una semana reprimía brutalmente a los ciudadanos catalanes que se acercaban a los centros de votaciones e insultaban a los Mossos d´Esquadra (policía catalana) que fueron tildados de traidores por negarse a reprimir a sus conciudadanos.

 

Está previsto que el gobierno de Puigdemont haga una declaración unilateral de independencia el próximo martes, aunque el Presidente Rajoy mantenga su posición de que eso nunca se hará. Así las cosas por este lado del mundo. Parece que la conocida “grieta” no es sólo propiedad de los argentinos.