Finalmente Victoria Donda logró el quórum en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados para poder emitir dictamen sobre el proyecto de ley que dispone la apertura de todos los archivos sobre la desaparición de Julio López.

El proyecto que fue rechazado por Cambiemos había sido presentado por la exdiputada Myriam Bregman  y tras perder estado parlamentario volvió a cobrar vuelo a partir del caso de Santiago Maldonado.

En ese marco el oficialismo adelantó su dictamen de rechazo y tildó a la iniciativa de “inconstitucional”. “Algunas consideraciones chocan además con la Ley de Acceso a la Información Pública”, argumentó Karina Banfi (UCR), la encargada de defender la postura del Gobierno en la reunión la postura oficial.

Banfi cuestionó el artículo del proyecto que establece que, una vez desclasificada la información, podrán acceder a ella las partes querellantes, los organismos de Derechos Humanos y “toda persona física o jurídica que tenga un interés legítimo en el acceso a la información recabada o bien se encuentre considerada en la información surgida”.

La radical sostuvo que “una vez que se desclasifica la información, debe ser conocida por todos”, y remarcó que, de acuerdo a los estándares actuales, “para obtener información no se requiere acreditar ningún interés”. “Estamos borrando con el codo lo que acabamos de aprobar con la mano”, dijo, sobre la ley aprobada el año pasado.

Bregman, que como autora del proyecto participó de la reunión, explicó que por tratarse de un caso tan reciente en el tiempo como el de Julio López, puede ser peligrosa una divulgación total de los datos. “Lo que queremos es justicia, no tirar una bomba mediática. La pelea de los organismos de derechos humanos por desclasificar archivos es muy difícil”, señaló.

Además, apuntó: “No vemos que el Gobierno esté preocupado por aplicar la Ley de Acceso a la Información. El proyecto sigue siendo oportuno”.

Fuente: Tiempo Argentino