Darío Martínez propuso hoy, a sus competidores de Cambiemos y el MPN, trabajar en una agenda común de “defensa y protección de los intereses de todos los neuquinos e impulsar proyectos con el aval de los legisladores que representamos a la provincia, sin importar los partidos políticos de los que venimos”.

En ese sentido, explicó que sus ejes principales son “el desarrollo hidrocarburífero y el autoabastecimiento, la protección al mercado interno, el mantenimiento de la caja previsional en la órbita provincial, la defensa del trabajo neuquino, el desarrollo del turismo y la diversificación de la economía”.

El actual diputado nacional y candidato a renovar su banca por Unidad Ciudadana, la fuerza política que conduce Cristina Fernández de Kirchner, consideró que “Neuquén necesita que los políticos dejemos de pensar en primera persona y de pelearnos entre nosotros; para tirar todos del mismo carro y mirar para adelante, me lo piden los vecinos de toda la provincia a mí en las caminatas y estoy seguro que se lo han pedido a ellos también, por eso tomo el pedido y lo comparto con los demás”.

Dijo que propondrá trabajar en “aspectos iniciales y fundamentales: La reglamentación y aplicación de la ley vigente y votada dos veces en el Congreso con respecto a la emergencia frutícola; sostener la aplicación de la ley ya votada con respecto al regreso de los feriados puente para fomentar el turismo –de la que soy coautor-;  la implementación de una zona de frontera comprendida entre la ruta 40 y la cordillera, desde el sur de Mendoza hasta el sur de Chubut, para mejorar la competitividad del comercio local con respecto a las compras en Chile; la puesta en marcha del “Conectar igualdad 2” que establezca la provisión de servicio de internet para todos los estudiantes; la declaración de servicio público para la telefonía celular, a fin de lograr el mismo servicio de calidad en todo el país; el mantenimiento de la caja previsional en manos del Estado provincial; defender el precio sostén del barril de petróleo y revertir la decisión de liberar la importación y los precios de los combustibles; establecer una tarifa diferencial para el gas y la luz tal como se aplica en los precios de las naftas, que ya presenté en el Congreso; la imposibilidad de utilizar los recursos naturales y su producido como garantía en la toma de deuda; y la protección del presupuesto de la Universidad Nacional del Comahue, ante la nueva distribución que la relega frente a la Universidad de la ciudad de Buenos Aires”.

Darío Martínez sostuvo que “hay puntos en los que los neuquinos no podemos estar en desacuerdo y creo que debemos tirar todos para el mismo lado, pensando primero en aquellos que representaremos a partir del 10 de diciembre”.