El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, pasará su primera noche preso en el Hospital Central del Penal de Ezeiza, tras entregarse en los tribunales federales de Comodoro Py y quedar detenido luego de que la Cámara de Diputados aprobara su desafuero.

El ex funcionario quedó detenido por dos causas: una tiene que ver con irregularidades en las obras de remodelación de la mina de carbón de Río Turbio y la otra con sobreprecios en la importación de gas natural licuado (GNL).

El ex ministro abandonó esta tarde los tribunales federales del barrio porteño de Retiro en medio de un gran operativo policial que incluyó una maniobra distractiva para que fotógrafos y camarógrafos no pudieran retratar el momento del traslado.

De Vido se entregó poco después de las 15 en el juzgado , donde se tramita la causa que lo investiga por presunta defraudación con fondos destinados a Yacimiento Carbonífero Río Turbio, en la que había una orden de detención en su contra, sumada a otra por la causa a raíz de irregularidades y sobreprecios en la importación de gas licuado.

Previamente, y tras conocerse la noticia del desafuero por parte de la Cámara de Diputados, cientos de personas se congregaron frente a la entrada del edificio donde posee un departamento el ex ministro de Planificación, a la espera de que efectivos de Gendarmería, en el marco de un operativo que fue desplegado en avenida Del Libertador al 2200, y Coronel Díaz, en el barrio porteño de Palermo, dieran con el diputado para proceder a su detención, aunque luego se entregó por voluntad propia.

Fuente: Tiempo Argentino

Foto: Telam