Los objetivos del Acuerdo sobre Clima de París están lejos de alcanzarse si los países continúan actuando como hasta ahora, e incluso aunque se cumplan todas las metas fijadas por los Estados, la temperatura del planeta aumentará al menos tres grados respecto de la época preindustrial, alertó hoy la ONU.

La advertencia está contenida en el octavo “Emissions Gap Report”, un informe elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y presentado hoy en Ginebra.

En París la comunidad internacional acordó tratar de limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados, y en cualquier caso por debajo de los dos grados. “Hay una necesidad urgente de acelerar las medidas a corto plazo y de poner metas más ambiciosas a largo plazo”, señala el informe.

El límite de dos grados de aumento de la temperatura respecto a los niveles anteriores a la revolución industrial está considerado como el máximo asumible para evitar consecuencias catastróficas para el clima mundial. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la temperatura de la Tierra ya es 1,2 grados más alta.