El polémico caso ocurrido en Merlo hace dos meses cuando las madres de un colegio celebraron la expulsión de un niño con Síndrome de Asperger, parecería repetirse en Bariloche.

Según denunció la madre de un niño con Trastornos del Espectro Autista, un grupo de padres del aula a la cual asiste su hijo están juntando firmas por una causa que afectaría a su hijo.

Betina Anfuso dijo que este año atravesó una serie de “situaciones desagradables” en la escuela 325 (ubicada en Frey y Felipe Laguna en la ciudad rionegrina).

“La escuela este año no lo ha acompañado para nada en el transcurso de su ciclo escolar y no sólo eso, sino que hace un mes me encuentro con la sorpresa que se encuentran juntando firmas en nombre de mi hijo para no sé qué porque nadie me quiere decir y hoy me entero por una mamá que me vino a pedir disculpas por haber firmado, me enteré por comentarios…” dijo la mujer a Noticiero Seis.

“La maestra nunca quiere hablar conmigo, me dice que ella no está preparada para estar con niños con estas características, por lo que es una preocupación enorme traerlo” dijo.

“Cada vez que llego mi hijo está en una sala de maestros jugando con la computadora, no está integrado con los nenes, no lo tienen en cuenta. No se trabaja nada de los conocimientos, entonces creo que la escuela nos está discriminando, nos está excluyendo” sostuvo.

“Antes había otra directora que se fue del cargo y para mi hijo estos cambios son muy abruptos. Siempre los que han luchado son los maestros integradores y este año tuvo una maestra integradora que quedó embarazada y pedí por favor que se ponga una persona adecuada para estar con mi hijo porque siempre se lo acusa que pega” indicó la mujer.

Finalmente “se cambió y ahora tiene una maestra integradora con la empatía necesaria para estar con mi hijo”.

Anfuso pidió a todos los padres que estén padeciendo situaciones similares que se comuniquen con ella a través de su cuenta de facebook “porque hay otros casos que sufren las mismas discriminaciones”.

Fuente: Bariloche2000