Se realizó en todo el país y por segundo año consecutivo el operativo Aprender 2017, una  evaluación para alumnos de sexto grado de primaria y quinto y sexto de secundaria de escuelas privadas y públicas, que los docentes de ATEN rechazaron mediante un paro de 24 horas y movilización a partir de las 10 de la mañana.

“No estamos en contra de ninguna evaluación, estamos en contra de la aplicación de un operativo estandarizado y externo que nada tiene que ver con la lógica de los procesos de educación ni de los paradigmas educativos que circulan por las escuelas”, explicó Susana Delarriva y agregó que “es un ataque a la escuela pública con la intención de establecer un ranking de qué escuela funciona mejor que la otra”.

Para la secretaria adjunta del gremio, los datos que se obtuvieron del operativo Aprender 2016, fueron utilizados para “fundamentar el plan maestro, este proyecto de ley que tiene Cambiemos que está en el Senado”.

“El plan maestro habla de regulación salarial según la tarea, habla de adaptación del nivel medio a las necesidades de las empresas, habla de negociaciones por sectores desconociendo una vez más a los sindicatos de la existencia de una paritaria nacional que el gobierno de Cambiemos se niega a cumplir y sabemos que cuando empezamos a decir que las cosas no son públicas se vienen las privatizaciones”, resumió Delarriva en diálogo con Va Con Firma.

Este operativo forma parte de un conjunto de evaluaciones que lanzó el gobierno nacional para la educación, que incluyó la realización del martes 31 de octubre del operativo Enseñar, que busca evaluar el conocimiento de los estudiantes del último año de los profesorados docentes y que también fue rechazado por Aten.

“En Neuquén no se pudo hacer; los institutos de Neuquén tienen casi 10 años de concreción de su transformación curricular, tienen su propia currícula donde está incluida su propia evaluación, no necesitan que nadie les venga a decir cómo evaluar”, describió la docente.

En un comunicado, la comisión directiva provincial de Aten expresó que “El plan Maestro lejos de considerar las condiciones socio económicas de nuestros estudiantes y la falta de inversión del Estado en la educación pública, hace recaer sobre los trabajadores las dificultades que hoy tienen los aprendizajes escolares” y agregan que de esta perspectiva “política, pedagógica, ideológica y epistemológica”, no pueden esperar otras metas “que no sean las de reproducir e, incluso, profundizar las desigualdades sociales y ampliar la fragmentación del sistema educativo argentino”.

Delarriva sostuvo que hoy “deja bastante que desear la gestión de la cartera educativa en Neuquén” ya que el Estado no puede garantizar “la formación en servicio, la cantidad de profesores necesarios, el transporte, la vivienda institucional para los que van al campo, el combustible y que lleguen las partidas a tiempo”.

“Se puede evaluar la educación pública y el sistema público de educación, cuando el Estado pueda demostrar que ha hecho todo lo que le corresponde por ley para garantizar el acceso, la permanencia y el egreso de los niños a la escuela estará teniendo una buena nota pero el mayor responsable de la pérdida de días de clases sigue siendo el Estado”, concluyó.

La ministra Storioni y la ley 242

La ministra de Educación de Neuquén expresó a través de Twitter su disconformidad con el paro, dijo que “Mañana martes hay clases en todas las escuelas” y es una “oportunidad para que los estudiantes ejerzan su derecho a participar en la planificación de Aprender”.

Delarriva indicó que “ésta última semana la ministra ha estado con muchas declaraciones” contra el gremio y se lo atribuyó al hecho de que “debe pesar para su gestión política que a pesar de haber puesto todos los recursos para hacer la operación Enseñar no lo pudieron lograr” porque “Aten interviene y porque estamos discutiendo políticas educativas”.

La secretaria adjunta del gremio indicó que la ministra “salió a decir” que quiere revisar la ley 242, que es la ley “que crea el Consejo Provincial de Educación” y que instaura a un cuerpo colegiado en la conducción de la educación, incluyendo a un representante docente, que se vota cada cuatro años.

“Si quiere revisar la parte colegiada de la ley 242 evidentemente es contra ATEN”, explicó Delarriva.

Fuente: va Con Firma