Onorato, dirigente de la CTEP y secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita, remarcó que la reforma planteada por Mauricio Macri “tiene un carácter regresivo en todos sus planos; en el laboral, el previsional y el tributario”; y que “está claro que hay una ausencia de agenda social por parte del gobierno, que pretende insistir con la receta de subsidio y comida”.

“El gobierno envalentonado luego de las elecciones, está intentando implementar una serie de reformas bastante preocupantes, y en realidad es la primera minoría, porque fue votado por un 40% a nivel nacional y no tiene que creerse que la sociedad le dio un cheque en blanco, porque hay problemas estructurales que tenemos que resolver”, sostuvo el dirigente social.

Onorato dijo que las organizaciones de los movimientos populares “están en el camino” para confluir con sectores de la CGT, con la CTA y con diversos opositores en una movilización contra el ajuste. Confirmó que tuvieron una reunión con ATE nacional, ya que consideró que “el verdadero freno a las políticas de ajuste es la profundidad de los vínculos de solidaridad y de unidad de los distintos sectores del campo popular y puntualmente de los distintos sectores de la clase trabajadora”.

Los movimientos populares realizarán hoy “una jornada nacional de lucha” con más de 3.000 actividades en todo el país para solicitarle al gobierno “el urgente tratamiento de la ley de Emergencia Alimentaria, impulsar una ley integral de la Economía Popular, rechazar la reforma laboral y jubilatoria, y solicitar mayor presupuesto en las áreas de prevención y atención de adicciones”.

Onorato señaló que en los barrios hay “un cuadro social muy preocupante” debido a que “han empeorado todas las variables”.

“La pobreza estructural no es nueva, pero empeoró. La concentración económica empeoró. La indigencia aumentó y así lo dice el Indec; y eso sumado al incremento del narcotráfico y la violencia institucional va generando un caldo de cultivo muy negativo para lo que es el cuadro de situación del territorio”, graficó el dirigente de la CTEP.

Para el integrante del Movimiento Evita “el gobierno está empezando a limitar el diálogo institucional para resolver los problemas” y en cuanto a la violencia institucional, destacó que “las fuerzas de seguridad están bastante desatadas con los pibes pobres de las esquinas que muchas veces son agredidos o son víctimas de las redes de narcos, de trata, de delito, muchas veces vinculadas a las fuerzas de seguridad corruptas”.

Para Onorato, “sin lugar a duda, hay una tendencia a incrementar el poder de las fuerzas de seguridad, su impunidad, su permanente envalentonamiento para hostigar, perseguir, judicializar problemáticas sociales en un contexto donde el cuadro social empeora”.

La jornada de movilización de la CTEP comenzará hoy a las 7 en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, y habrá ollas populares y manifestaciones en diferentes representaciones estatales de todas las provincias y los municipios; y el cierre será a las 18 frente al Congreso Nacional.

Este “plan de lucha de los movimientos populares” continuará el próximo 22 de noviembre con una movilización al ministerio de Agroindustria de los productores de la agricultura familiar; luego una marcha cartonera en contra de la incineración y a favor de la Ley de Envases; y una movilización contra las reformas y la presentación de la Ley de Economía Popular en el mes de diciembre.

Onorato explicó que para la CTEP “es momento de discutir una ley integral de la economía popular para discutir de esta forma el problema del empleo, de la infraestructura social, del hábitat saludable, de la obra pública de baja intensidad, la necesidad de proponer una fuerte vuelta al campo de aquellos sectores de la agricultura familiar desplazados, la reserva de mercados para poder vender los productos y de frenar el desalojo por parte del agronegocio para los productores”.

Buscan con esta propuesta al gobierno “discutir una política de salud para los más humildes, a través de la creación de un Pami social donde los trabajadores y el Estado podamos darles respuestas y pensar una iniciativa educativa que haga eje en las problemáticas del proceso de aprendizaje para que tengan igualdad de condiciones los alumnos de los barrios de riesgo social”

Fuente y foto: Va Con Firma