Un nuevo terremoto,  de 4,3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, sacudió la provincia de Lorestán, en el oeste de Irán, limítrofe con Kermanshah, devastada por el sismo del domingo.

El Centro Sismológico de Irán indicó que el terremoto ocurrió a las 07:58 (01:28, hora en Argentina) y que su epicentro se situó a 10 kilómetros de profundidad, cerca de la ciudad de Kuhdasht.

Por el momento no se reportaron víctimas o daños materiales en la zona a causa del nuevo temblor, informó la agencia oficial IRNA, citada por EFE. La provincia de Lorestán limita con Kermanshah, donde en la noche del domingo se registró un terremotop de 7,3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que provocó, según los últimos informes de la agencia IRNA, 530 muertos y cerca de 8000 heridos.

“Las últimas informaciones para este martes muestran que el número de muertos por este fuerte terremoto, que sacudió varias provincias en Irán occidental, incluida Kermanshah, ha ascendido a 530”, dice el comunicado.

El Gobierno iraní decretó día de duelo nacional para honrar a las víctimas del sismo, que tuvo más de un centenar de réplicas.

Irán tiene una gran actividad sísmica. El terremoto más grave hasta la fecha se sucedió en junio de 1990, cuando murieron 37.000 personas en varios pueblos del norte del país.

Otro fenómeno telúrico registrado en diciembre de 2003 en la provincia de Kerman causó 31.000 víctimas mortales.

Fuente: Tiempo Argentino

Foto: AFP