El Ejecutivo municipal promulgó la ordenanza que se adhiere a la Ley Nacional N° 26.858 sobre el derecho al acceso, deambulación y permanencia en lugares públicos y privados de toda persona con discapacidad acompañada de un perro guía. La norma establece de igual forma, el acceso a los servicios de transporte y sus diversas modalidades sea éste provincial o municipal.

Los perros guía son adiestrados para acompañar a aquellas personas ciegas o con deficiencia visual grave, como así también para ayudarlas en los trabajos del hogar.

El can debe tener la capacidad de percatarse sobre peligros eventuales que pueda sufrir su dueño, debido a las barreras arquitectónicas. Sin embargo, la reglamentación se prevé reforzar con campañas informativas orientadas a sectores como la hotelería, gastronomía, transporte y servicios públicos en general para sensibilizar a la ciudadanía en el sentido de fortalecer una integración real y efectiva.

Fuente: Prensa municipal