Los trabajadores de limpieza del sector privado, que prestan servicios en Salud Pública, se sumaron a la protesta de los gremios estatales por mejores condiciones laborales, y tenían tomada la guardia del Ramón Carrillo.  Las autoridades de Zona Sanitaria IV y del Hospital hicieron una denuncia penal y se dictó una orden de desalojo. Se vivieron momentos de extrema tensión cuando el grupo GEOP de la policía provincial ingresó a la guardia del Hospital, para hacer cumplir la orden.

El conflicto se desató en la tarde del viernes cuando los empleados de la empresa de limpieza CBS se enteraron que iban a ser reemplazados por trabajadores tercerizados, y decidieron mantenerse en su lugar de trabajo, para no realizar el abandono de tareas antes de ser notificados. La mencionada empresa cuenta con 55 empleados trabajando en el nosocomio local, en el sector de limpieza, camilleros, ayudantes de cocina, lavadero e informes. En consecuencia, esta situación afecta a más de 50 familias de nuestra localidad.

En respuesta a esta medida, el jefe de la Zona sanitaria IVª, Néstor Saenz, junto al Director a cargo del Hospital Ramón Carrillo, Ernesto Vignaroli, presentaron una denuncia policial contra todos los trabajadores de la empresa tercerizada CBS, por “supuesto abandono de persona”, por los riesgos que implica que no se limpie el hospital, y el fiscal Fernando Rubio emitió una orden de desalojo entendiendo que la actitud de los trabajadores se circunscribía dentro de esa figura penal.

“El de San Martín de los Andes es el único de la zona con internación. Hoy tengo 24 pacientes internados que desde hace un día y medio están sin limpieza en las habitaciones”, detalló Saenz y agregó que “hay riesgo de posibles infecciones intrahospitalarias o de contagio a nuevos pacientes”.

Según informó el director de la zona sanitaria, los trabajadores tercerizados del hospital iniciaron la medida de fuerza hace más de 24 horas (viernes 24) y luego tomaron las instalaciones por lo que no se puede limpiar “lo mínimo e indispensable como la internación, áreas quirúrgicas, laboratorio y rayos”.

Respecto de la situación que vive actualmente el Hospital, que se suma a la del cese de actividades de CBS, Sáenz detalló: “Hay dos gremios, uno es ATE, donde hay quite de colaboración de los sectores de cocina y lavadero desde el 31 de octubre. Esta situación complica porque hay solo 2 personas de las 15 que son en cocina, y estamos comprando comida afuera, además de enviando a lavar a otros lugares”.

Durante la visita del Gobernador Omar Gutiérrez, se le manifestó “la criticidad que vive el Ramón Carrillo”. Si bien el mandatario se encontraba al tanto de la medida de fuerza, ya que se desarrolla en toda la provincia, se mostró sorprendido por el hecho de que los trabajadores de CBS intensificaran su reclamo, ya que solo unas horas atrás habían acordado garantizar, aunque fuera en un mínimo porcentaje, el servicio.

Por su parte, Fernando Surghi, referente de la CTA en San Martín, cuestionó la medida dispuesta por la Justicia y aseguró que “la Policía tomó por asalto la guardia del hospital. Hay 50 compañeros encerrados. No podemos salir”, denunció. “Esto es lo único que vale, le pueden poner el nombre que quieran pero la realidad es que en una guardia de hospital hay 20 uniformados esperando una orden para avanzar sobre personas con guardapolvo azul”, criticó.

 

Los trabajadores firman el acuerdo

Durante toda la tarde del sábado hubo varias propuestas para evitar el desalojo por las fuerzas de seguridad, que ya habían tomado posición. Finalmente, los trabajadores de la empresa CBS se comprometieron a mantener la limpieza del Hospital, y permitir el funcionamiento del nosocomio hasta el lunes.  Ante la falta de autorización del Ministerio de Salud de la provincia, el director a cargo del Hospital, Ernesto Vignaroli, garantizó el acuerdo hasta allí sólo firmado por los trabajadores. Recién entonces, el GEOP se retiró del edificio.

La situación estuvo al borde de un desenlace violento cuando el sábado a la mañana, y sin la presencia del fiscal, 20 efectivos de las fuerzas de seguridad ingresaron al hospital y notificaron que efectuarían la acción judicial en un plazo de dos horas. En ese lapso se hicieron presentes el Defensor del Pueblo y el Ambiente, Fernando Bravo, y el concejal del FpV Martín Rodríguez, quienes propiciaron un acuerdo entre las partes para evitar la acción de la fuerza.

Luego de una extensa negociación entre la dirección del hospital y los representantes de los trabajadores, el Ministerio de Salud provincial negó su autorización a los directivos a firmar el acuerdo consensuado, y fue el momento de mayor tensión. Tras nuevas mediaciones, el acuerdo fue firmado sólo por los trabajadores, y garantizado por la dirección del hospital, para que finalmente las fuerzas de seguridad abandonen el edificio. Según adelantaron los trabajadores, el lunes por la mañana realizarán una asamblea de la que saldrán las acciones a seguir, con el objetivo de garantizar el trabajo y las condiciones.

 

Fuentes: Diario Rio Negro / Sanmartinadiario / Realidad Sanmartinense

Foto: Trabajadores CBS