La creciente violencia institucional es preocupante, intolerable e inadmisible. Es urgente y necesario que el presidente Mauricio Macri desande las órdenes de su gobierno, que permiten a las fuerzas de seguridad reprimir la protesta social.

El ajuste que propone su gobierno tiene consecuencias sociales y protestas crecientes de todos los sectores perjudicados. Los jubilados cobrarán menos que antes, los Estados provinciales verán mermados sus ingresos, los trabajadores públicos van rumbo a un congelamiento de sus salarios, la transferencia de recursos al sector financiero no encuentra comparación alguna en nuestra historia, la disputa por la tierra se inclinó en favor de los poderosos; nada de esto se puede aplicar sin represión.

El pueblo argentino y sus organizaciones sociales, políticas y gremiales defienden derechos universales que no se deben vulnerar. La defensa es la única posible, en la calle junto al resto de los trabajadores. Ese es el camino que hemos elegido en tanto representamos al pueblo que nos ha votado y a quien le debemos el cumplimiento de nuestros compromisos.

Exigimos las inmediatas explicaciones y la asunción de las responsabilidades correspondientes en los crímenes en los que ha estado involucrado el gobierno nacional, tanto el de Santiago Maldonado como el de Rafael Nahuel. En el caso de encontrarse responsabilidad en ministros/as de la Nación, estos deberán ser separados de sus cargos para ser evaluados por la justicia.

En el día de hoy, presentamos en la Legislatura, con el apoyo del diputado Raúl Podestá, un proyecto de declaración que exlpicita esta posición, para que la Cámara de diputados de la provincia se pronuncie sobre este asesinato.

Nanci Parrilli, Javier Bertoldi, Ayelén Gutiérrez, Guillermo Carnaghi

Esta nota es reproducida en todos sus términos por el bloque de Concejales de Unidad Ciudadana de San Martín de los Andes

Rodolfo Manson, Martín Rodríguez