La declaración, presentada por los diputados del bloque del Frente para la Victoria Nanci Parrilli, Javier Bertoldi y Guillermo Carnaghi, se hace eco de la alerta expresada por los atletas argentinos ante el proyecto de eliminación del gravamen a los abonos de telefonía celular que financia el funcionamiento del ENARD. Lo recaudado por este impuesto se asigna directamente al ente, sin la intermediación de otros organismos, lo que permite llevar adelante políticas de largo plazo de desarrollo deportivo  y es uno de los fundamentos de los éxitos de los atletas olímpicos argentinos en las últimas competencias internacionales.

Adicionalmente, en la ley de presupuesto para el año 2018 el poder ejecutivo nacional asigna los fondos del ENARD a la Secretaría de Deporte de la Nación. Esto deja sujeta la asignación de recursos a la discrecionalidad del funcionario a cargo de ese organismo, lo que atenta contra la previsibilidad del financiamiento de sus actividades y la posibilidad de una planificación adecuada.

Como plantean los autores en los fundamentos del proyecto, “estas dos decisiones socavan las bases del trabajo del ENARD y generan preocupación sobre la continuidad de las políticas de promoción del deporte olímpico Argentino”.