Durante el fin de semana se registraron diversos focos de incendios en distintas zonas del área protegida, que afectaron pastizales y vegetación, debido a la descarga natural de electricidad estática producida durante las tormentas originadas en la región cordillerana. En este sentido, cuadrillas de brigadistas y guardaparques trabajaron desde el viernes en diferentes áreas del Parque Nacional Lanín con el objetivo de mitigar los focos.

Hasta el momento, las zonas afectadas fueron el cerro Mirador -en Rucachoroy- donde el fuego tomó una pequeña porción de araucarias y caña colihue. También se registraron dos focos en Ñorquinco, donde se trabajó conjuntamente con personal del Plan Provincial del Manejo del Fuego. Mientras que otro incendio afectó la zona de Tromen.

Durante toda la semana, cuadrillas del Parque Nacional permanecieron recorriendo las distintas zonas del área protegida en busca de potenciales focos.

 

Más allá de haber controlado esta situación provocada por agentes climáticos, el PNLanin reitera a todos sus visitantes la necesidad de extremar las medidas de precaución y atender las siguientes recomendaciones:

  • Hacer fuego SOLO en los lugares donde está expresamente permitido.
  • Utilizar leña seca y caída que pueda cortarse con la mano.
  • Hacer fuego en lugares alejados de árboles y arbustos. Los suelos arenosos o muy duros son la mejor opción. Nunca cerca de un pastizal.
  • Nunca deje el fuego sin atender.
  • Apague el fuego con abundante agua y disperse las cenizas cuando estén frías. Nunca tape el fuego con tierra.
  • Apague bien el cigarrillo y nunca tire la colilla en el bosque.
  • Lleve su basura. Las latas y vidrios pueden actuar de lupa y provocar incendios.

 

Fuente: Prensa PNLanin

Foto: Archivo