La policía de Neuquén desalojó la fábrica Maderas al Mundo (MAM) ayer alrededor de las 6 de la mañana por orden del fiscal Pablo Vignaroli y la jueza Ana Malvido y en el operativo reprimieron con balas de goma y gases lacrimógenos a las organizaciones sociales que se acercaron al lugar.

El diputado provincial del Frente de Izquierda Raúl Godoy, señaló que “le dispararon por la espalda” en el tobillo y sufrió una fractura de peroné; por lo que tuvo que ser atendido en el hospital Castro Rendón.

“Fui herido por un disparo de un escopetazo, por la espalda, por parte de uno de los grupos especiales de la policía de Neuquén en el marco de un desalojo violento a los obreros de la maderera MAM”, describió el diputado y agregó que “hay cien familias que están perdiendo sus puestos de trabajo, la falta de respuesta y dilaciones por parte del gobierno tienen a estas familias en la calle pasando hambre; y hoy les mandaron un desalojo violento”.

Durante el operativo de desalojo cinco trabajadores fueron detenidos y luego liberados por la intervención de la abogada Natalia Hormazábal, quién calificó el operativo como “una brutalidad total” y señaló que “es una situación gravísima ya que el gobierno provincial durante meses ha desatendido el reclamo de los trabajadores, ha permitido que estos empresarios vaciadores inventaran una situación de crisis y no intentaran una solución”.

Hormazábal indicó que en el procedimiento dispuesto por el fiscal Marcelo Jara había cuatro meses de investigación penal preparatoria y con esta medida “han violado de manera evidente los  garantías de los trabajadores y el plazo acordado en sede judicial”.

“El responsable es el fiscal Gerez por la gravedad de la situación en un operativo absolutamente desmesurado, donde hubo más de 100 efectivos para desalojar a trabajadores que reclaman por trabajo”, destacó la abogada y se preguntó si “ésta es la provincia del diálogo”.

La CTA de Neuquén convocó a una paro para el lunes 11 ante “la brutal represión a los trabajadores de MAM, llevada a cabo por la policía de Gutiérrez y ordenada por el fiscal Vignaroli” por lo que van a concentrar a las 10 hs en el monumento a San Martín en el centro de la ciudad.

Godoy sostuvo que “están queriendo generar un enemigo interno para, como dijo la ministra Bullrich, pasar por encima de la justicia, usar la figura de flagrancia y primero disparar y después preguntar” y agregó que “todas las últimas actuaciones de las fuerzas de seguridad lo demuestran, incluso sin orden judicial para muchos procedimientos de desalojo”.

El delegado de los trabajadores, Franco Vergara, describió que “después de las 6 de la mañana entraron por todos lados y se llevaron detenidos a los compañeros que estaban ahí y el jefe del operativo” no le informó dónde estaban.

“Después se armó una escaramuza y nos reprimieron, hay muchos compañeros heridos con balas de goma, fue todo un desastre, después de 5 meses que estamos pidiendo una reunión con el gobierno de la única forma que responden es con represión y con desalojo, es lamentable”.

El conflicto MAM comenzó en julio de este año cuando la fábrica cerró sus puertas y dejó a más de la mitad de los trabajadores despedidos y los demás suspendidos, de los cuales 32 de los 97 obreros están a favor aceptar un acuerdo con la empresa para que les paguen el 75% de la indemnización; 50 % en una cuota y el resto en 3 cuotas.

Pascual Villareal, secretario general del sindicato de la Madera de Neuquén y representante de quienes están de acuerdo con esa propuesta señaló que lo que ocurrió fue “una situación no deseada, un desalojo” y consideró que “deberíamos haber llegado a una solución distinta pero no se encontró”.

“De hoy para mañana veo difícil la solución”, agregó Villareal y adelantó que van a intentar buscar “una alternativa este fin de semana para juntarnos con los muchachos que fueron desalojados, la fiscalía, el gobierno y la empresa porque no se trata simplemente de hacer un desalojo, hay que buscarle una solución”.

Repudios

Varias organizaciones de derechos humanos, partidos políticos y sindicatos manifestaron su rechazo a la represión a través de un petitorio que hizo circular el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos de Neuquén (Ceprodh) y que fue firmado entre muchos otros, por organizaciones como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Correpi, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, las madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y Mirta Baravalle, diputados como Nicolás del Caño, Remo Carlotto, Axel Kicillof, Horacio Pietragalla, periodistas como Horacio Verbitsky y Adriana Meyer; entre muchísimos más.

El texto repudia “la represión que desató la policía de la provincia de Neuquén contra obreros de la maderera MAM en la que fue herido intencionalmente de un disparo por la espalda el diputado Raúl Godoy; disparo que fue a un metro de distancia, luego de que se identificara como diputado ante la policía y por el que le quebraron un hueso”.

Las madres de Plaza de Mayo filial Neuquén y el Alto Valle, responsabilizaron en un comunicado “a los tres poderes de la provincia, por usar la violencia institucional como herramienta para acallar reclamos” y expresaron su preocupación por “la impunidad, incapacidad y silencio de estos poderes, en acuerdo con los empresarios y su ambición desmedida”.

Unidad Ciudadana expresó “su enérgico repudio a la feroz represión desatada hoy contra los trabajadores de la empresa MAM” y señaló que “el fraude laboral de los empresarios, que despidieron trabajadores violando derechos laborales y garantías constitucionales, se consuma así con impunidad y complicidad para arriba y represión y castigo para abajo”.

El documento, firmado por los diputados nacionales Darío Martínez, Alberto Ciampini, el concejal Marcelo Zúñiga y los diputados provinciales Guillermo Carnaghi, Nanci Parrilli, Ayelén Gutiérrez y Javier Bertoldi responsabiliza al “gobierno provincial por esta situación”, al que describió como que “declama en los medios de comunicación un diálogo que no sostiene en su gestión”.

La Asociación de Docentes de la Universidad del Comahue (Adunc) repudió “este accionar violento en contra de la clase trabajadora, que avanza en profundizar la precarización en defensa de las patronales, actuando por fuera del estado de derecho”.

Fuente: Va Con Firma

Foto: Carlos Marcel