La represión de ayer y el debate de la reforma previsional hoy en el Congreso serán las causas por las que marcharán los gremios de Neuquén con destino a la Casa de Gobierno, donde ayer se vivieron cuatro horas de violencia.

Ayer el conflicto se desató minutos antes del mediodía, cuando los manifestantes de ATE llegaron a la sede del Ejecutivo para manifestar su rechazo a la propuesta presentada por Provincia en la mesa paritaria del Convenio Colectivo de Trabajo del sector Salud. Finalmente, llegó un mediador judicial, la policía se retiró y el gremio definió continuar con sus medidas de fuerza.

En paralelo, los docentes desde jardín de infantes hasta la universidad, los empleados judiciales, los médicos y los enfermeros repudiaron lo ocurrido y anunciaron que hoy se sumarían al paro.

En el caso de médicos y enfermeros no podrán unirse a la marcha que concentrará desde las 10 en el monumento a San Martín ya que a las 11 se presentarán en la Legislatura por el tratamiento de la ley de remuneraciones.

 

Fuente y Foto La Mañana del Neuquén