Cuando todas las encuestas y los análisis previos esperaban un balotaje reñido, el escrutinio final terminó sorprendiendo a propios y extraños, otorgándole al líder conservador un amplio triunfo, con el 54,62%, contra el 45,38% conseguido por el candidato de Michel Bachelet.

La coalición de centro derecha que encabezó Sebastián Piñera obtuvo la primera minoría en ambas cámaras del parlamento trasandino en las elecciones del 19 de noviembre último en Chile, lo que le permitirá al presidente electo hoy asumir en marzo con predominio parlamentario ante una oposición fragmentada.

La superioridad de Chile Vamos de Piñera, junto al retroceso del actual oficialismo y el avance del izquierdista Frente Amplio fueron el saldo de las elecciones de cargos legislativos de noviembre, que renovaron para los próximos cuatro años la totalidad de las bancas de la Cámara Baja, que a partir del nuevo periodo contará con 155 legisladores, y 23 escaños del Senado.

El 19 de noviembre, la coalición liderada por Piñera obtuvo 73 diputados, distribuidos en 36 para Renovación Nacional; 31 de la Unión Democrática Independiente (UDI), y seis de la nueva fuerza derechista, Evolución Política (Evópolis).

En tanto, la bancada que pasará a ser opositora tendrá 43 diputados repartidos entre el Partido Socialista (18) ,el Partido por la Democracia (8), el Radical (9) y el Partido Comunista (8).
Además de estas fuerzas, el presidente electo y su equipo deberán tramitar negociaciones con otros 13 diputados de la Democracia Cristiana (DC), tradicional aliada del actual oficialismo de centroizquierda pero que fue con candidata propia a las presidenciales.

Mucho más ardua será la relación con el bloque de 20 diputados del Frente Amplio, cuya postulante a presidente Beatriz Sánchez y otros referentes votaron a Guillier en el balotaje para evitar el triunfo de Piñera más que para apoyar al delfín de la presidente Michelle Bachelet, y prometen una oposición cerrada.
En la Cámara Alta, la reforma electoral promulgada en 2015 incrementó el número de senadores de 38 a 50, cantidad que se alcanzará tras los comicios de 2021, debido a que en este turno se eligieron 23, por lo que el Senado a partir del próximo periodo estará conformado por 43 legisladores.

Con los nuevos rostros y los parlamentarios que se mantienen por otros cuatro años, las fuerzas del Senado se distribuirán en 19 legisladores de Chile Vamos; 14 de Nueva Mayoría; otros seis de la hasta ahora oficialista DC; un senador de Por Todo Chile (el ex candidato presidencial Alejandro Navarro, de País), uno del Frente Amplio y dos independientes.

Con este mapa legislativo, Piñera deberá amalgamar a los distintos sectores que apoyaron su postulación para sostener una primera minoría que, no obstante, deberá negociar con la disgregada oposición para aprobar sus proyectos, en especial en el Senado, donde una eventual confluencia de las fuerzas opositoras, en torno a su tradición compartida en la Concertación, lo dejaría en minoría.

Fuente: Tiempo Argentino

Foto: Reuters