“Como signo de compromiso y de buena voluntad las partes acuerdan levantar todas las medidas de fuerza a requerimiento de los convocantes, y a garantizar la accesibilidad a los puestos de trabajo, y al respeto de todos los derechos de todos los habitantes de esta provincia, en el marco de la Constitución y las leyes”, indica el acuerdo firmado ayer en el marco de la reunión entre representantes del gobierno provincial y de ATE.

Las partes, convocadas en el Obispado de la ciudad de Neuquén, firmaron un acta donde establecieron, además de levantar las medidas de fuerza, el normal inicio de las clases el año que viene y que se concrete la finalización del Convenio Colectivo de Salud en abril de 2018.

Los representantes del Ejecutivo ratificaron “que los días no trabajados y que fueron descontados no serán devueltos”, y se comprometieron a revisar los descuentos por algún “error de liquidación”;  y las partes manifestaron “que las causas administrativas y judiciales seguirán su curso”.

Participaron de la reunión el ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido y la ministra de Educación, Cristina Storioni; junto al diputado provincial Claudio Domínguez; mientras que por el lado de ATE estuvieron Carlos Quintriqueo, Jorge Marrillan y Juan Millapán, con la mediación del padre Rubén Capitanio en representación del obispo de Neuquén y del defensor del pueblo, Ricardo Riva.

“Las partes se comprometen a que a partir del día miércoles 20 de diciembre, se dé comienzo a las reuniones de los distintos sectores bajo convenio colectivo de trabajo”, finaliza el acta firmada, que deja constancia que cualquiera de las partes podrá requerir “la intervención de la Defensoría y el Obispado en carácter de mediadores”.

Fuente y foto: Va Con Firma