por Carlos Marcel –

Oscar Smoljan, presidente el bloque de diputados de Cambiemos y Eduardo Fuentes, del Frente Neuquino, analizaron la protesta de los empresarios de la región, preocupados por el aumento de un 67% en los montos a pagar por el impuesto a los Ingresos Brutos, sancionado en la última sesión ordinaria del 2017. Fue tras la firma del Pacto Fiscal entre el presidente de la Nación, Mauricio Macri, y los gobernadores de todas las provincias, a excepción de San Luis.

En el caso del legislador del Frente Neuquino, su opinión se ancló en la solidaridad con el reclamo empresario.

Eduardo Fuentes opinó que se alegra de que “las cámaras de comercio comiencen a visualizar que este gobierno neoliberal de (Mauricio) Macri, un gobierno de pocos y para pocos y que apunta solo al interés de los ricos, les está metiendo la mano en el bolsillo no solamente al pueblo trabajador, sino también al pequeño y mediano comerciante”.

Dijo que, de este modo, “se visualiza cuál es el espacio del pueblo que están apretando y pisoteando estos empresarios, que han venido a saquear el país y que ahora observan desde el área comercial, porque se necesita de mucho volumen político para poder parar estos embates del empresariado neoliberal, que elige la renta financiera como método de saqueo”.

Fuentes aseguró que “dentro del pueblo está el pequeño y mediano comerciante” y que “esta reforma de los Ingresos Brutos se hizo en beneficio de las grandes empresas”.

“Desde ya que (los comerciantes neuquinos) cuentan con un montón de legisladores para acompañarlos en este reclamo”, finalizó.

Por su parte, el presidente del bloque de Cambiemos, Oscar Smoljan, anunció que la nueva ley fiscal “tiene el objetivo que los Estados provinciales hagan los ajustes necesarios para reducir los impuestos distorsivos y lo que le correspondía a Neuquén era reducir los gastos del Estado. Por supuesto que el gobierno provincial prefirió trasladar el impuesto a los contribuyentes”, se lamentó.

Pero recordó que “para el gran número de comerciantes, el 80 o 90% de ellos, Cambiemos impulsó el año pasado una ley ya aprobada de ‘estabilidad fiscal’, y que les garantiza desde el 1 de julio del 2016 al 31 de diciembre del 2018, los pequeños y medianos contribuyentes pagan los mismos impuestos que pagaban antes, o sea que para ellos no hay aumentos”.

Smoljan pidió difundir el texto de la ley provincial 3.027, que adhiere a una norma nacional en el mismo sentido.

La norma en cuestión establece, en su anexo 1, los “términos y condiciones de la estabilidad fiscal para micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) alcanzadas por el Programa de Recuperación Productiva -Ley (nacional) 27.264“.

Por tal razón, “el concepto de estabilidad fiscal establecido en el artículo 3 de la presente ley implica que las empresas mencionadas en el artículo 16 de la ley nacional 27264, no podrán ver incrementada su carga tributaria total en el ámbito provincial”.

“Se entiende por incremento en la carga tributaria a aquel que surja en el ámbito fiscal provincial, como resultado de los actos que el organismo fiscal provincial emita, en la medida que sus efectos no sean compensados por supresiones y/o reducciones de otros gravámenes, y/o modificaciones normativas que resulten favorables para el contribuyente, según el siguiente detalle:

1. En la medida que se trate de tributos que alcancen a los beneficiarios de la presente ley como sujetos de derecho, los actos precedentemente referidos son los siguientes:

a) La creación de nuevos tributos.

b) El aumento de las alícuotas”.

En base a este articulado es que Oscar Smoljan sostiene que las PYMES neuquinas están exentas del mencionado aumento.

Fuente: va Con Firma