Luego que algunos gobernadores opositores “ayudaran” a que se aprobara el ajuste a los jubilados a través del voto de sus diputados y senadores a la reforma previsional, Mauricio Macri le pidió a sus funcionarios un “trato preferencial” para ellos y los mencionó uno por uno en la reunión de Gabinete.

Según publicó Clarín en su edición de este jueves, el ministro de Interior Rogelio Frigerio les apuntó a los ministros el nombre de los 10 gobernadores peronistas que “ayudaron a garantizar la gobernabilidad” y que por ello merecen un trato “preferencial”.

Allí, Rogelio mencionó a Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Bordet(Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta), Lucía Corpacci (Catamarca), Domingo Peppo (Chaco),Juan Manzur (Tucumán), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

“Si ellos los llaman, atiendan el teléfono”, les pidió Frigerio a todos los ministros en una reunión de Gabinete.

Sin embargo, en esa lista no todos tienen la misma cercanía con el Presidente y algunos tienen más peso político que otros. Esto último se traduce en votos en el Congreso para leyes clave que llegan desde el Ejecutivo.

Schiaretti tiene un vínculo personal con Macri. Bordet es asiduo compañero de Macri en los viajes oficiales. A Urtubey le reconocen apoyar la gestión desde el comienzo “sin especular. Passalacqua es considerado por Macri como “el aliado número uno”. Y a Gutiérrez lo califican como “incondicional” aunque, reconocen, tiene poca incidencia en el Congreso. Otra aliada estratégica es Bertone.

Fuente: El Destape