Como es tradición, casa 4 de febrero el mandatario provincial de turno renueva sus promesas a la localidad sanmartinense. Con la mayor solemnidad se reiteran los anuncios de obras públicas muy ansiadas, como concluir y activar alguna vez el Gasoducto Cordillerano. En esta oportunidad, Omar Gutiérrez hizo gala de seriedad para desgranar un discurso pautado por las enumeraciones de obras y sus respectivos montos. El hombre es contador, no olvidarse.

Así, avisó que van a instalarse dos cajeros automáticos nuevos del Banco de la provincia, en algún momento en algún lugar, aseguró que en marzo comienza una postergada intervención en Chacra IV, agregó más de 300 millones con viviendas gas y cloacas para Chacra 28, 30 y 32, se congratuló por la importancia que adquiere el Aeropuerto Carlos Campos y no dejó pasar la oportunidad de recordar cuánto lleva puesto la provincia en el Parque Lineal Pocahullo.

Anunció la clásica dotación de nuevos vehículos, tanto para el Municipio como para la mencionada aeroestación.

Como también es de rigor, el goberna detalló la cantidad de plata que la provincia le está poniendo a Educación, levantando escuelas nuevas (como la de Música y la EPET 21) o ampliando o refaccionando edificios existentes.

El Instituto recibió una atención cosmética en medio de su prolongada enfermedad: por un lado, van 4 palos y medio para remodelaciones en el Hotel y la farmacia, y  se hace cargo del CIC de Cordones, freezado durante dos años, para funcionar allí como centro de gestión.

En el estilo predicador, tan exitoso en estos tiempos, el mandatario provincial concluyó. “Estamos desarrollando los recursos naturales con el legado de los primeros fundadores, en respeto, compromiso, diciendo no a la violencia, no a la mentira, construyendo en base a la solidaridad. Dios nos hizo a su imagen y semejanza y nos dio una herramienta para unirnos, para tirar del mismo carro, el diálogo.”

Justamente, un rato antes, la Asamblea Multisectorial de Organizaciones desplegó ante el palco oficial, sobre fondo de fanfarria, una bandera y una consigna: Violencia es Mentir, para sintetizar los reclamos a la autoridad provincial sobre las demoradas obras de infraestructura de servicios para el Barrio Intercultural, la puesta en funcionamiento de la Casa de la Mujer y la reactivación de programas con políticas de violencia de género, la cuestionada venta de tierras fiscales por la concesión del Cerro Chapelco, y el imprescindible avance para resolver la problemática del vertedero.

 

 

Foto: Realidad Sanmartinense